Imprimir
Visto: 3240
 En 1996 la Oficina del Historiador emitió una medalla en homenaje a la obra de los judíos que contribuyeron a la grandeza de la ciudad.
Esta emisión consta de ejemplares en plata, oro y cobre patinado, y fue concebida a propósito de la restauración del convento e iglesia de Belén, situado en el barrio donde radicó el centro comercial de los judíos.

La medalla que dedicó la Oficina del Historiador de la Ciudad a la comunidad judía ostenta en su anverso la estrella de David que, conteniendo un candelabro, de siete brazos, está inscrita dentro de una figura geométrica de doce lados (dodecágono). Ilustra el reverso de la pieza una vista del arco de Belén.
El Museo de la Ciudad comenzó estas emisiones en 1973 y, desde entonces, ha ido conformando una colección de alto valor que distingue instituciones, personalidades y grupos sociales, por su aporte a la formación cultural de la ciudad desde sus orígenes, o al proceso actual de recuperación de su imagen, y a su renacer económico, político y espiritual.
Estas piezas han rendido tributo a los mártires del 26 de julio, Misión Hasekura Tsunenaga, 150 aniversario del natalicio de Máximo Gómez, a los bicentenarios de la Revolución francesa y de la Sala Capitular del Museo de los Capitanes Generales, así como al 465 aniversario de la ciudad.
Como testimonio de la amplia labor de restauración de edificaciones coloniales se acuñaron también las medallas de la Garita de la Maestranza, Castillo de los Tres Reyes del Morro, Iglesia del Espíritu Santo, Conventos de Santa Clara y San Francisco de Asís, San Carlos de la Cabaña, Casa Capitular y Plaza de la Catedral de La Habana.