Imprimir
Visto: 1102

Publicado en el Cuaderno de Historia Habanera no. 5, «Las calles de La Habana. Bases para su denominación. Restitución de nombres antiguos, tradicionales y populares», recoge los avatares de una intensa batalla librada por Emilio Roig de Leuchsenring y otros intelectuales cubanos, por derogar los acuerdos que habían otorgado nombres más «modernos» a las calles de la ciudad. Este hecho constituía un problema tanto en el orden administrativo como en el urbanístico. En 1936 fue aprobado el Decreto núm. 511, de 13, mediante el cual se restituía la nomenclatura de las calles de La Habana a sus nombres antiguos, populares y tradicionales.

Descargar PDF