Tras ocho años defendiendo la música de concierto cubana y universal, El Lyceum Mozartiano de La Habana llega a un nuevo aniversario de fundado. El Oratorio San Felipe Neri fue testigo, el sábado 27 de enero, de un repertorio integrado por las obras Concierto para trompa No. 1 en Re, Hob.VIId:3 de Joseph Haydn y Sinfonía No. 4 en si bemol mayor Op.60 de Ludwig van Beethoven. La interpretación estuvo a cargo de la Orquesta Sinfónica del ISA, bajo la dirección de Rocío Calle y José Antonio Méndez. Sobre el desarrollo de los proyectos realizados en estos años y los nuevos propósitos, su director el maestro Ulises Hernández comentó en esta entrevista. 

Como parte de las repercusiones del arribo de Opus Habana al número 50, su editor general fundador, Argel Calcines, fue entrevistado por la publicación digital On Cuba sobre sus 20 años de labor al frente de esta revista institucional de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana.

Leer Argel Calcines, oficio de habaneridad
Ver otras repercusiones del No. 50 de Opus Habana

El Festival Les Voix Humaines, organizado por el maestro Leo Brouwer y su esposa, la musicóloga Isabelle Hernández, tuvo como novedad el primer Certamen de contratenores. Del 5 al 7 de octubre de 2015, en el Centro Hispano-Americano de Cultura, perteneciente a la Oficina del Historiador de la Ciudad, se dio cita el jurado internacional que integraron los contratenores de prestigio mundial Darry Taylor, Sytse Buwalda y Rodrigo Ferreira, además del propio Brouwer. Sobre esta experiencia —al parecer inédita—, conversamos con el contratenor cubano Ubail Zamora quien fue el presidente de este encuentro.
Descargar entrevista en PDF

«Romántico del siglo XXI, lo que equivale a continuar como postmoderno que no escinde sino unifica», se define este hombre de ideas, uno de los pocos artistas cubanos con renombre universal en vida. Aprovechando el caudal acústico de la guitarra, superó los textos filosóficos en el afán de transmitir que todo es movimiento, cambio, proceso... infinitud en forma de la Espiral eterna. Y si alguna vez le fallaran sus manos, no importa, ya él ha conseguido con su música lo más difícil: hacernos creer que el tiempo es una propiedad humana, la dimensión primaria de nuestra sensibilidad.
Descargar entrevista en PDF