Imprimir
Visto: 3097

El libro Esteban Salas, maestro de capilla de la Catedral de Santiago de Cuba (1764-1803) fue presentado hoy por el Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal Spengler, en el portal del Museo de la Ciudad (Palacio Capitanes Generales) en la Plaza de Armas. Así concluyó el sello editorial Boloña de la Oficina del Historiador, las propuestas traídas a la 21 Feria Internacional del Libro de La Habana que finaliza mañana en esta capital para seguir luego por el resto del país.

Las musicólogas Miriam Escudero y Zoila Lapique anunciaron hoy que preparan un libro sobre la música cubana en el siglo XIX, el cual tendrá como eje principal «las partituras editadas en revistas, periódicos... de la época,  que testimonian el repertorio de la música de salón que acompañaba las tertulias: canciones, contradanzas, minué…»
«Será un estudio de las publicaciones seriadas que daban a conocer en sus ediciones fundamentalmente la música de la primera mitad del ochocientos», precisó Escudero, quien acaba de concluir una década de labor que la llevó a rescatar toda la obra de Esteban Salas, el más importante músico cubano del siglo XVIII, en ocho volúmenes, el último de los cuales fue presentado este sábado 18 de febrero por el Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal Spengler.
Con Esteban Salas, maestro de capilla de la Catedral de Santiago de Cuba (1764-1803) concluyó el sello editorial Boloña, de la Oficina del Historiador, las propuestas traídas a la 21 Feria Internacional del Libro de La Habana, que finaliza mañana en esta capital para seguir luego por el resto del país.
En dicho de texto, también participaron la Universidad de Valladolid, el Centro de Investigación y Desarrollo de la Música Cubana, la Organización Luthiers sans Frontières y la Comisión Europea. Los 15 títulos de Boloña se dieron a conocer en veladas que tuvieron como sede el portal del Museo de la Ciudad, en la Plaza de Armas.
Según Leal Spengler, «la confluencia de estas dos musicólogas da sentido de continuidad a la labor de rescate y validación del patrimonio musical cubano, pues si por un lado Zoila ha sido maestra y amiga, por el otro, Miriam ha conformado una obra que es un canto a la memoria de Esteban Salas».  
También anunció que las labores de investigación musical se encauzan a través del Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas y la biblioteca especializada Fray Francisco Solano, adscrito a la Dirección General Patrimonio Cultural, así como en los estudios de postgrados, incluido el Diplomado en Patrimonio Musical Hispano que se imparte en el Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana (Universidad de La Habana).
Por su parte, Zoila Lapique, a quien junto a Ambrosio Fornet se ha dedicado esta edición de la Feria, dijo que «la labor de Miriam Escudero adquiere más importancia dado que valoró a Esteban Salas, un músico un poco olvidado por haberse consagrado a un género que no estaba de moda», agregó.
Por Esteban Salas, maestro de capilla de la Catedral de Santiago de Cuba (1764-1803), Escudero recibió el Premio nacional de Investigación de la Academia de Ciencias, además recoge el resultado de su tesis doctoral, que defendió con cum laude en la Universidad de Valladolid.
También durante la presentación, la doctora Escudero anuncio que los proyectos con la universidad vallisoletana están enrutados ahora a fortalecer la enseñanza del patrimonio musical como parte de los estudios de postgrado que se imparten en San Gerónimo.
Miriam Escudero además fue merecedora, en 1997, del Premio de Musicología Casa de las Américas por el libro El archivo de la iglesia habanera de La Merced. Estudio y Catálogo, conformado por manuscritos que había dado por perdidos el escritor y musicólogo cubano Alejo Carpentier.

 

Redacción Opus Habana

 

A la presentación asistieron, entre otros, Monseñor Carlos M. de Céspedes y la Dra. María Antonia Virgili, catedrática de musicología de la Universidad de Valladolid (arriba). A la derecha, aparece  la musicóloga Miriam Escudero flanqueada por Eusebio Leal Spengler y Zoila Lapique.