Imprimir
Visto: 3810
 Gracias a la investigación musicológica comienza a ser rescatado el repertorio litúrgico de Esteban Salas, una pequeña —pero significativa— parte del cual acaba de ser publicada por la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana y la Universidad de Valladolid, España.
Las transcripciones de Miriam Escudero son la base del más reciente CD del Conjunto de Música Antigua Ars Longa, organizador del Primer Festival Internacional de Música Antigua Esteban Salas.

 En la conferencia-concierto ofrecida por la musicóloga Miriam Escudero, como preámbulo al Primer Festival Internacional de Música Antigua Esteban Salas, se dio a conocer el contenido de Cantus in Honore Beatae Mariae Virginis, segundo de los ocho volúmenes que integrarán la Colección Música Sacra de Cuba, siglo XVIII, dedicada al genial compositor cubano de esa centuria.
Este libro, que vio la luz en 2001, es la base del más reciente CD del Conjunto de Música Antigua Ars Longa (Oficina del Historiador de la Ciudad), organizador del Primer Festival Internacional Esteban Salas y quien tendrá a cargo el concierto inaugural Esteban Salas in aeternum con las obras que integran precisamente el programa de este disco.
 Tanto el libro como el CD constituyen la avanzada «de lo que pretende ser el proyecto más completo de transcripción, estudio, publicación, interpretación y grabación de la opera omnia de Esteban Salas», expresó Escudero tras ofrecer un panorama de los estudios pioneros en torno a la obra del gran músico cubano. Y agregó: «Ello conlleva sumergirse en el prácticamente virgen repertorio litúrgico de Salas, tarea que —por no existir ningún precedente investigativo— se hace cada vez más compleja para mí y constituye un verdadero reto».
Al referirse a figuras como Alejo Carpentier, Hilario González y Pablo Hernández Balaguer, la conferencista afirmó:  «Soy una investigadora deudora de sus conocimientos, pues ellos allanaron el camino, y en el caso de Hernández Balaguer, sus aportes sobre la obra de Esteban Salas no han sido aún superados».
De la Colección Música Sacra de Cuba, siglo XVIII —en la que también colabora el Centro Internacional de los Caminos del Barroco, en Francia— ya han aparecido tres volúmenes, pues además del dedicado al repertorio mariano, se han publicado dos que contienen villancicos y cantadas de Navidad y se esperan dos más con este último repertorio no litúrgico.
Los tres restantes estarán dedicados a otros temas del repertorio litúrgico: oficio de difuntos, repertorio de Semana Santa, misas y obras varias en latín y castellano.