El próximo 16 de mayo en la Casa de la Poesía tendrá lugar la ceremonia de entrega del Premio Rafael Alberti, en homenaje a los 20 años de la desaparición física del escritor español. El invitado especial, el ensayista y crítico Virgilio López Lemus, presentará una conferencia sobre la vida y obra de Alberti. En esta ocasión, se distinguirá la trayectoria de figuras como: Eusebio Leal, el granadino Luis García y el catalán Joan Carles Fogo Vila, entre otros. El evento estará acompañado de una presentación del grupo musical cubano Trio Amanecer.

Desde ya los interesados podrán acceder al número 16 de la revista digital Alcance, de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana que, dedicado al 500 aniversario de la capital cubana, fuera presentado el martes 26 en la Casa de las Tejas Verdes, centro promotor para la arquitectura moderna y contemporánea de la Oficina del Historiador de la Ciudad. La edición corresponde al volumen 7 del recién concluido 2018, cuya temática es «la ciudad sujeto/actor de la producción simbólica y zona de investigación interdisciplinar» e incluye entre sus propuestas una entrevista a Patricia Rodríguez Alomá, directora del Plan Maestro de la OHC, bajo el título «Por un urbanismo humanista, transdisciplinar y participativo».

Alumnos de 4º grado de la escuela primaria Don Mariano Martí del Consejo Popular San Isidro ejercieron de guías durante un recorrido realizado por integrantes del IX Congreso Cubano de Psiquiatría. Los niños pertenecen al taller «Descubriendo mi localidad: La Habana Vieja» de la Biblioteca Pública Provincial Rubén Martínez Villena, de la Oficina del Historiador.

Maritza Gutiérrez González, presidenta de la Asociación Cubana de Esperanto, ha sido elegida miembro de la Academia de Esperanto hasta el año 2028. Con 30 años de experiencia en las transmisiones en esperanto en Radio Habana Cuba, ella ha ejercido como redactora, traductora, editora y reportera. La Academia está compuesta por 45 integrantes internacionales electos por 9 años y 11 miembros correspondientes. Su tarea principal es conservar y proteger los fundamentos del idioma esperanto y controlar su evolución, de forma similar a la función de la Real Academia Española. Sus decisiones no tienen carácter obligatorio para los hablantes; esta obligatoriedad solo la posee el denominado Fundamento de Esperanto, fijado en el primer Congreso Universal de 1905.