Imprimir
Visto: 688

Con el título Las canciones de Hilario González (1920-1996) en la cultura cubana: biografía, análisis y recuperación patrimonial, la musicóloga Yurima Blanco defendió su tesis doctoral con Sobresaliente cum laude en la Universidad de Valladolid (UVA), cuya cátedra de Musicología mantiene una sostenida colaboración con la Oficina del Historiador de la Ciudad (OHC) y su Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas.

La aportación de esta investigación es sustancialmente múltiple porque proporciona la primera biografía crítica de Hilario González, el inventario íntegro de su obra (ubicada en el Museo Nacional de la Música de Cuba), el análisis de su repertorio vocal (que alcanza 65 títulos para voz y piano), la edición de partituras, escritos y una producción discográfica debida a la autora de la tesis: el CD La voz enamorada.

Con el título Las canciones de Hilario González (1920-1996) en la cultura cubana: biografía, análisis y recuperación patrimonial, la musicóloga Yurima Blanco defendió su tesis doctoral con Sobresaliente cum laude en la Universidad de Valladolid (UVA), cuya cátedra de Musicología mantiene una sostenida colaboración con la Oficina del Historiador de la Ciudad (OHC) y su Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas.
Según constataron los miembros del tribunal, la aportación de esta investigación es sustancialmente múltiple porque proporciona la primera biografía crítica de Hilario González, el inventario íntegro de su obra (ubicada en el Museo Nacional de la Música de Cuba), el análisis de su repertorio vocal (que alcanza 65 títulos para voz y piano), la edición de partituras, escritos y una producción discográfica debida a la autora de la tesis: el CD La voz enamorada, de la cual la propia Yurima Blanco es la productora musical junto a Carole Fernández Martínez. Participan en este volumen destacados intérpretes del canto lírico cubano (Bárbara Llanes, Roger Quintana, Ahmed Gómez y Reinaldo Cobas) y del piano (Karla Martínez y Marcos Madrigal), acompañados por la Orquesta Sinfónica del ISA, adscrita al Lyceum Mozartiano de La Habana, bajo la dirección de José (Pepito) Méndez.
Previsto para salir a luz en 2019 por la Casa discográfica Producciones Colibrí, ese disco es un tríptico y recoge 52 canciones, en su mayoría inéditas, del compositor e investigador cubano, cuyos orígenes se encuentran vinculados al Grupo de Renovación Musical (entre 1942-1947), pero del que existía un gran vacío respecto al conjunto de su obra y a la diversidad de actividades en las cuales se implicó, ámbitos apenas explorados hasta el presente. De este modo, la labor investigativa de Blanco ha fructificado en el rescate patrimonial e interpretación artística de un repertorio que tiene a la canción como hilo conductor de la obra de Hilario González, diferenciándola en cinco etapas biográfico-artísticas que reflejan de modo elocuente la evolución y rasgos distintivos de la identidad musical cubana.
Para ello, Blanco se basó en postulados de la nueva musicología respecto al contenido, la edición crítica, la teoría de los tópicos musicales y conceptos vinculados con la identidad, proponiéndose cuatro objetivos que se complementan entre sí: 1)  establecer una biografía de Hilario González que documentara sus líneas de actuación y los vínculos intelectuales que le definen a través de los diversos contextos; 2) elaborar el inventario razonado de sus obras; 3) analizar, de modo selectivo, las estrategias compositivas desarrolladas en su obra vocal, con el fin de detectar tópicos característicos de la cultura musical cubana en su lenguaje artístico y, 4) recuperar el legado patrimonial del compositor mediante la edición crítica –de partituras y textos literarios–, la interpretación artística y el registro discográfico de sus canciones. Estas publicaciones saldrán bajo el sello Ediciones Museo de la Música y Producciones Colibrí.
El tribunal evaluativo estuvo integrado por las doctoras Victoria Cavia, Anna Cazurra y Miriam Escudero, directora del Gabinete Musical Esteban Salas (OHC). Entre los invitados a la disertación estuvieron la Dra. Marian Antonia Virgili, fundadora de la Cátedra de Musicología de la UVA y los directores de tesis: Carlos Villar y Victoria Eli. Anteriormente han defendido sus tesis doctorales en esa institución española las siguientes musicólogas cubanas: la propia Escudero, Esteban Salas, maestro de capilla de la Catedral de Santiago de Cuba (1764-1803); Liz Mary Díaz con Joaquín Nin Castellanos (1879-1949): biografía y estrategias compositivas, del pensamiento a la creación, y Claudia Fallarero, con Los villancicos de Juan Paris (1759-1845): contexto y análisis musical.

Redacción Opus Habana

 

Arriba: Miembros del tribunal de la UVA y otros profesores, una vez terminada la defensa de la tesis doctoral Las canciones de Hilario González (1920-1996) en la cultura cubana: biografía, análisis y recuperación patrimonial, por la musicóloga Yurima Blanco quien recibió la calificación Sobresaliente cum laude. De izquierda a derecha: Carlos Villar, Anna Cazurra, Victoria Cavia, Yurima Blanco, Victoria Eli, Miriam Escudero y Ma. Antonia Virgili. Imágenes inferiores: Hilario González (1920-1996), eminente compositor, pianista, profesor e investigador. En la consola aparecen: la grabación del CD La voz enamorada, de izquierda a derecha: Yurima Blanco y Carole Fernández (directora de Colibrí), Milena Lavastida (asistente de grabación), Roger Quintana (cantante) y al fondo, Nelly Bauta (productora).