Durante los meses de julio y agosto, la Casa del Benemérito de las Américas Benito Juárez exhibe la muestra «Cuba brava: El Toreo en la memoria histórica de Cuba», en homenaje a la tauromaquia y a Francisco Romero López, más conocido como Curro Romero o El Faraón de Camas. Auspiciada por la embajada de México en Cuba, la Agencia Mexicana para la Cooperación Internacional para el Desarrollo y la Oficina del Historiador de la Ciudad, la exposición está integrada por obras de importantes artistas de la plástica, como Nelson Villalobos y Rafael Zarza; reproducciones de la serie «Tauromaquia» de Goya; una escultura del creador mexicano Humberto Peraza escultor, y algunas prendas que pertenecen a toreros mexicanos, entre ellos Rodrigo Galguera, uno de los organizadores de la exhibición.

Hasta el martes 28 de junio estará a disposición del público la muestra «Con Musashy en Viñales» del artista Maikel Sotomayor, en la Casa Oswaldo Guayasamín del Centro Histórico. Desde el neoexpresionismo, con mirada intimista se aborda la temática del paisaje. La obras revelan «con mayor o menor grado de intensidad determinados objetos o personajes emblemáticos de cada rincón representado, y construyendo con ellos interesantes “atajos visuales”, como si se tratara de un croquis corpóreo y emotivo del lugar», como señala el crítico de arte David Mateo en sus palabras al catálogo de la exhibición.

Como parte de la primera Bienal de Diseño de La Habana tuvo lugar la apertura de la exposición «El buen arte del diseño», de Rafael Morante. En el lobby de la sala Covarrubias del Teatro Nacional, el jueves 19, amigos y alumnos disfrutaron de 26 obras —22 carteles, tres ilustraciones y una historieta— entre las cuales se encuentran títulos como El acorazado Potemkin. También formó parte del homenaje al Premio Nacional de Diseño 2015, el pre-estreno del documental La línea Morante, realizado por la colombiana Fundación Colarte café, bajo la dirección de Marius Díaz, y junto al equipo de realización que encabeza el productor Eddy Cardoza.

«Mitad y Mitad» o «Half and Half», es la exposición transitoria del diseñador Jorge Martell que, a lo largo del último mes, exhibió el Taller Experimental de Gráfica de La Habana —Callejón del Chorro No. 62, Plaza de la Catedral, La Habana Vieja. La muestra estuvo conformada por obras que resumen sus cincuenta años de experiencia artística. Desde el 28 de abril, el público pudo disfrutar de logotipos, programas e invitaciones; todos síntesis de la diversidad de aristas en las que ha incursionado como diseñador gráfico. También, incluyó piezas como A mi maestro (homenaje a Carmelo González), Gallo, Álzate la falda, separa los muslos… y Mano #1