Semanario Revista Opus Habana Opus Habana. Semanario Digital.
CLAVES CULTURALES DESDE EL CENTRO HISTÓRICO
Vol. III, No.33/2006  
   Desde:
   2006-09-11 
  Hasta:
   2006-09-18  



     

Refundarán primigenia Universidad en La Habana Vieja
Cual compendio de alegoría e interpretación arquitectónicas pudiera considerarse la transformación de todo un inmueble que próximamente abrirá sus puertas como Colegio Universitario de San Gerónimo de La Habana en el Centro Histórico de esta ciudad.

Por Redacción Opus Habana .
 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en: sitio web opushabana )


El hijo de Antonio Maceo
Descendiente de uno de los más importantes héroes de nuestra historia nacional, vivió en Cuba durante casi todo el siglo XX. Al calor de su familia y amigos siguió atento la vida cubana, aunque fuera jamaicano de nacionalidad.

( Leer esta información en: sitio web opushabana )

El Quijote en carteles
A propósito de conmemorarse los cuatro siglos de la edición de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, creadores de distintos lugares de Cuba compitieron en el concurso que seleccionaría el cartel que habría de ser impreso y divulgado por todo el país como reconocimiento de la significativa obra, su genial autor y su vigencia mantenida.

Por
Tomado de Opus Habana, Vol. IX, No. 2, 2005, Breviario
.
( Leer esta información en: sitio web opushabana )

¿Quién es Junio?
Alusión a un joven estudiante de Derecho que, alimentando el sueño de nombre, riqueza y bienestar, «ha cifrado su fortuna, la fortuna de una vida, a la carta engañosa y falaz de una carrera».

Por Emilio Roig de Leuchsenring
Historiador de la Ciudad desde 1935 hasta su deceso en 1964.
.
( Leer esta información en: sitio web opushabana )
La revista Opus Habana mantiene a disposición de sus suscriptores la Cartelera Interactiva del Centro Histórico, un producto multimedia que le posibilita estar al tanto de los eventos culturales que acontecen en la parte más antigua de la capital cubana, así como en otras instituciones de la Oficina del Historiador de la Ciudad.
Acontecimientos que se sucedieron y otros que están por venir pueden ser consultados en:
Cartelera Opus Habana.
Nuestro equipo editorial agradece cualquier tipo de sugerencias y comentarios.

(Las informaciones que aparecen bajo el rótulo de CARTELERA corresponden fundamentalmente al Mensuario editado por la Dirección de Gestión Cultural, de la Dirección de Patrimonio Cultural de la Oficina del Historiador de la Ciudad. Para cualquier aclaración contactar con el Programa Cultural a través del teléfono 7801 1981 y el correo electrónico: katia@patrimonio.ohc.cu).


Jueves 21 de septiembre

  • Peña Alma llanera, con los cantantes Alejandro David, Ana Beatriz Morejón
    Peña Alma llanera, con los cantantes Alejandro David, Ana Beatriz Morejón e invitados.
    Lugar: Casa Simón Bolívar [ Mercaderes No. 156 e/ Obra Pía y Lamparilla.]
    Telf: 861-3988.
    Hora:10:00:00

  •  
    Refundarán primigenia Universidad en La Habana Vieja
    Gracias a un proyecto rehabilitador sin precedentes en el país, el Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana abrirá sus puertas con una imagen arquitectónica que evoca el asentamiento de la primera universidad cubana.

    Secularizada en 1842, la antigua Universidad de San Gerónimo –convertida ese mismo año, sin solución de continuidad, en la Real Universidad de La Habana– fue destinada varios años después para sede del instituto de segunda enseñanza. La iglesia quedó abierta al culto, pero perteneciente al Estado. En tanto, los frailes dominicos se dispersaron y no fue hasta 1898 que regresaron a Cuba. Al año siguiente solicitaron al gobierno norteamericano la devolución de las propiedades incautadas a España. En 1902 la Orden de Santo Domingo recibió –a modo de compensación– la Iglesia Parroquial del Sagrado Corazón de Jesús y la Iglesia del Carmelo, ambas en el Vedado. En 1914 fundaría el nuevo convento en la calle 19 entre I y J, en esa misma barriada. Luego de tener los más diversos usos, su antigua sede de La Habana Vieja fue comprada en 1916 en subasta pública por la empresa Zaldo y Compañía para levantar en esa manzana un gran edificio. La demolición comenzó en 1919 por la iglesia y el primer claustro, pero se detuvo por problemas financieros. Mientras, el viejo convento de los dominicos se convirtió en «solar» (cuartería o casa de vecindad). Las imágenes muestran hitos de dicho inmueble durante el siglo XX hasta que fuera totalmente demolido a fines de los 50. En su lugar se levantó un edificio moderno cuya azotea serviría de terminal de helicópteros y donde radicó el Ministerio de Educación hasta que pasó a cargo de la Oficina del Historiador.
    Gracias a un proyecto rehabilitador sin precedentes en el país, que evoca los orígenes pontificios de la primera universidad cubana fundada por los padres dominicos en 1728 en el desaparecido Convento de San Juan de Letrán, «se ha logrado un diálogo entre pasado y presente», al decir de Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad.
    La idea medular ha sido el rescate de los principales símbolos de ese convento y su aledaña iglesia de Santo Domingo Guzmán, los cuales comenzaron a ser demolidos en 1919 tras ser comprados en subasta pública por la empresa privada Zaldo y Compañía para levantar en su lugar una gran edificación.
    Pero no fue hasta fines de la década de los 50 que se erigió allí un moderno edificio concebido para que su azotea sirviera de terminal de helicópteros, función que nunca cumplió, en tanto su arquitectura desarmonizaba completamente con el entorno.
    Ante la alternativa de demolerlo en su totalidad con lo que «borraríamos un viejo agravio a la historia de la ciudad», según Leal Spengler se optó por transformarlo arquitectónicamente con soluciones que, aprovechando su sólida estructura, replican elementos evocativos de la primigenia sede académica, donde ahora se estudiará una nueva carrera universitaria: Manejo y Gestión de Centros Históricos. En primer lugar se levantó una torre–campanario que restituye a la desaparecida en forma y escala afirmó el reconocido arquitecto José Linares, proyectista general, «sólo que, armada con estructuras de acero y aluminio, esta nueva torre está recubierta con piedra de capellanía mediante tecnología de pared ventilada (no hay enchape sobre mortero, sino agarre mécanico)».
    La restitución o réplica –en términos de forma y escala– de la torre-campanario es el símbolo principal del proyecto emprendido por la Oficina del Historiador de la Ciudad en aras de perpetuar los orígenes y tradiciones de esa academia pontificia, cuya sede era el desaparecido convento de San Juan de Letrán de la Orden de Santo Domingo en La Habana Vieja. La cúpula fue enchapada con pastillas de cerámica, parafraseando a la original, y tiene en lo alto de la linterna la cruz de Calatrava, símbolo de los dominicos. La parte superior del moderno edificio, ha sido recubierta con vidriería que refleja el entorno circundante.
    En tanto, «su cúpula sí fue enchapada con pastillas de cerámica, parafraseando a la original, y tiene en lo alto de la linterna la cruz de Calatrava, símbolo de los dominicos», agregó.
    Otro símbolo que ha sido restablecido con una reproducción casi exacta es la portada barroca que, construida en 1777, tiene en lo alto, dentro de un nicho, la figura de Santo Domingo de Guzmán, flanqueada por las imágenes de Santo Tomás de Aquino y San Pedro Mártir, respectivamente.
    Esa portada es la entrada principal al nuevo Colegio Universitario de San Gerónimo de La Habana, frente a la calle Mercaderes, donde se ha configurado una plazuela con una fuente que extendida entre O'Reilly y Obispo linda con la fachada trasera del otrora Palacio de los Capitanes Generales, hoy Museo de la Ciudad.
    Atravesando bajo la réplica del pórtico barroco, se accede a un pequeño vestíbulo con una estatua de Minerva perteneciente al antiguo convento y, desde ese punto, se ven el Paraninfo (Aula Magna) y el patio claustral con laureles y un brocal.
    Aunque la iglesia tenía su entrada principal por la calle O´Reilly, según el historiador Arrate, se consideró más digna de ser decorada la puerta hacia Mercaderes por dar entonces a la Plaza de Armas, y alrededor de 1777 se hizo una portada típicamente barroca, construida por el maestro alarife Ignacio de Balboa, con dos columnas adosadas a los lados que sostienen un frontón partido y, sobre las columnas, las imágenes de Santo Tomás de Aquino y San Pedro Mártir. En lo alto tiene un ático donde se repite, en forma reducida, la composición de la puerta: columnas y frontón partido, y en un nicho central la figura de Santo Domingo de Guzmán. Encima de todo, el escudo de la orden dominica. Dicha portada ha sido reproducida casi exactamente.
    Ya ha sido terminada la parte del edificio que fue transformada para ser refuncionalizada como sede académica, mientras que el resto del inmueble será habilitado para acoger el archivo, la fototeca y la biblioteca de la Oficina del Historiador de la Ciudad, así como para aulas, oficinas y salas de proyecciones. La Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo fue la tercera universidad establecida en el área del Caribe y la segunda de origen pontificio, pues fue creada el 12 de septiembre de 1721 por Bula (Breve Apostólico) del papa Inocencio XIII a favor de la que el denominó «Orden de Hermanos Predicadores».
    Secularizada en 1842, fue convertida ese mismo año sin solución de continuidad en la Real Universidad de La Habana y, varios años después, sirvió de sede al instituto de segunda enseñanza. La iglesia quedó abierta al culto, pero perteneciente al Estado. En tanto, los frailes dominicos se dispersaron y no fue hasta 1898 que regresaron a Cuba.
    En 1902 la Orden de Santo Domingo recibió a modo de compensación la Iglesia Parroquial del Sagrado Corazón de Jesús y la Iglesia del Carmelo, ambas en el Vedado. En 1914 fundaría el nuevo convento en la calle 19 entre I y J, en esa misma barriada.
    Luego de tener los más diversos usos y, tras detenerse su demolición en la década de los años 20 por problemas financieros, su antigua sede en La Habana Vieja devino «solar» (cuartería o casa de vecindad) hasta que por fin fue derruida. La demolición de la antigua iglesia y convento fue considerada como un acto lamentable por Emilio Roig de Leuchsenring, entre otros intelectuales, porque no se dejó ni siquiera un muro para recordar que por sus aulas transitaron algunos de los fundadores de la nación cubana.
    Redacción Opus Habana
     

    Este semanario digital de Opus Habana se complementa con la página web www.opushabana.cu y sus artículos salen publicados en la versión impresa de dicha revista.
    Si recibió este semanario a través de otra persona (forward) y quiere suscribirse personalmente,
    envíenos un e-mail a la dirección boletin-alta@opus.ohc.cu
    Si quiere dejar de recibir este servicio informativo, envíenos un e-mail a la dirección boletin-baja@opus.ohc.cu
    En ambos casos el contenido del asunto, así como del cuerpo del mensaje, es irrelevante; puede dejarlos en blanco.

    Reciba un saludo del colectivo de la revista Opus Habana (Oficina del Historiador de la Ciudad)
    que, dirigida por Eusebio Leal Spengler (Historiador de la Ciudad), integran:

    Argel Calcines (Editor general); Celia Maria González (Editor Ejecutivo);
    María Grant, Lidia Pedreira, Mileny Zamora Barrabi,
    Susell G. Casanueva y Dianet Armenteros Guzmán(Redacción);
    Yadira Calzadilla y Lizzett Talavera (Diseño gráfico);
    Osmany Romaguera (Programación y Web).

    Edificio Santo Domingo.Calle Obispo entre Mercaderes y San Ignacio,La Habana Vieja
    Teléfonos: (53) 78669281 / 78639343 / 78660777
    E-mail:
    redaccion@opus.ohc.cu