Semanario Especial Opus Habana : Opus Habana. Semanario Digital.
CLAVES CULTURALES DESDE EL CENTRO HISTÓRICO
Boletin No.53/2004  
 
 Lunes 5 de enero



     

Tañe alto campana de vieja Universidad
Para conmemorar los 276 años de haber sido fundada la Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo de La Habana, por primera vez se hizo tañer su campana original en lo alto de la torre que reproduce la que tenía su antigua sede: la demolida iglesia de San Juan de Letrán.


 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en: sitio web opushabana )


Serios divertimentos en la Taberna de La Muralla
Una tarde divertida pasaron los marchantes que llegaron el último domingo de 2003 a la Taberna de La Muralla, donde la barra se convirtió en una inusitada pasarela para exhibir la colección «Tocados por sombreros».


 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en: sitio web opushabana )


 
Tañe alto campana de vieja Universidad
La restitución o réplica de esa torre-campanario es el símbolo del proyecto emprendido por la Oficina del Historiador en aras de perpetuar los orígenes de esa institución académica.

 El acto, que se celebra cada 5 de enero, se hizo esta vez en la esquina de O’Reilly y Mercaderes, desde donde es posible admirar ya la progresión de la atalaya, en tanto se efectúan las obras para adecuar el edificio que, a fines de 1950, se erigió en el espacio que ocupaban la mencionada iglesia y el convento de Santo Domingo.
Concebida para que en su azotea funcionara una terminal de helicóptero, esa edificación nunca cumplió dicha función y su arquitectura desarmonizaba con el entorno. Su erección fue considerada como un acto impío por Emilio Roig de Leuchsenring, entre otros intelectuales, porque no se dejó ni siquiera un muro para recordar que por sus aulas transitaron algunos de los fundadores de la nación cubana.
Al hablar, Leal explicó que este proyecto pretende enmendar ese ultraje, pues «es un símbolo de restitución de la Universidad de San Gerónimo; no una reproducción mecánica».
 En su opinión, constituye una imagen virtual, pues la edificación, con valores que recrea a la original, podrá verse sin que esté físicamente, ya que su espíritu reinará. Si se demoliera la pretendida terminal de helicópteros, «borraríamos un viejo agravio a la historia de la ciudad», explicó, de ahí que se haya optado por readecuarlo.
Además de la torre, el proyecto incluye la recuperación de otros símbolos significativos como el aula magna y la biblioteca, los cuales también serán reproducidos ateniéndose a los planos originales.
Ya rehabilitado, el inmueble incluirá un museo que expondrá piezas y objetos del primer recinto universitario, entre los que destacan libros y pergaminos, togas y mármoles...  La Universidad de San Gerónimo de La Habana pasó a ser laica en 1842, cuando adoptó el nombre de Real y Literaria Universidad de La Habana. Luego —en 1863— se estableció el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana por la parte del edificio que daba a las calles Obispo y San Ignacio. En esta porción sur del convento de San Juan de Letrán cursó José Martí, a partir de 1866, los estudios generales correspondientes a ese nivel..
La Universidad de La Habana radicó en el convento de Santo Domingo desde su inauguración hasta poco antes de 1902, cuando se trasladó a su sede actual en la Colina, que por entonces se conocía como Pirotecnia Militar, ubicada en la loma de Aróstegui, en el barrio de El Vedado.
 
Serios divertimentos en la Taberna de La Muralla
La imaginativa acción artística se sumó a otras de este establecimiento que pretende convertirse en un lugar de cita de creadores y que ya es una galería que atesora —por ejemplo— imágenes del fotógrafo Chinolope, entre otros artistas.

 La imaginativa acción artística se sumó a otras de este establecimiento que, inaugurado el 6 de junio de 2003, pretende convertirse en un lugar de cita de creadores y que ya es una permanente galería que atesora —por ejemplo— imágenes del fotógrafo Chinolope, entre otros artistas.
«Tocados por sombreros» rindió tributo de recordación a Lidia La Vallé, considerada una precursora de las lides del diseño y quien, entre otros muchos empeños, tuvo a su cargo la creación de varios atuendos complementarios del vestuario, que lucieron los personajes de la antológica película cubana Lucía.
 Al contagioso ritmo de Las chicas del can «Papi, ponte el sombrero. Pon, pon, ponte el sombrero…», modelos de ambos sexos exhibieran un sui generis repertorio que incluyó piezas de época, otras especialmente realizadas para la ocasión y hubo —incluso— cuatro gorros comestibles.
Clientes habituales y amigos que, puestos de acuerdo, se ataviaron con sombreros propios, disfrutaron de los más inusitados diseños salidos de la inspiración fantasiosa de 28 profesionales que contaron con el definitivo respaldo de los Estudios Fílmicos de Cubanacán (ICAIC) y de Arteylla para materializar esta inédita idea.
Contribuyó a conformar un verdadero espectáculo el que, a los asiduos y convidados, se unieran los trabajadores de la Taberna de La Muralla, del Complejo Plaza Vieja, Compañía Habaguanex S.A., (Oficina del Historiador), incluido el gerente Arnoldo Ramón Marrero Lugo, que exhibió uno de copa. Durante el desempeño de sus habituales labores, ellos lucieron sombreros utilizados en producciones del ICAIC.  Esta muestra sobrepasó —con creces— otra anterior que involucró a 18 pintores y que también lideraron el arquitecto Félix Juan y la experimentada Mercy Nodarse, fundadora del conocido taller de la calle Obispo —El Quitrín— cuya colección Habanera resultara premiada en la Bienal de Diseño 2000 Saint Etienne, Francia.
Ambos encuentros forman parte del proyecto Serios divertimentos que, según la propia Mercy, tiene como objetivo principal vincular en un empeño común a profesionales que dominan el diseño, no sólo el específico de la moda, sino el gráfico, el del espectáculo…
«Tocados por sombreros» demostró de manera fehaciente que, con sus exquisitas cervezas —clara y oscura— elaboradas con tecnología austriaca en el propio local, La Muralla es —hoy por hoy— un lugar donde se puede combinar armoniosamente el arte y el serio divertimento.
 

Este semanario digital de Opus Habana se complementa con la página web www.opushabana.cu y sus artículos salen publicados en la versión impresa de dicha revista.
Si recibió este semanario a través de otra persona (forward) y quiere suscribirse personalmente,
envíenos un e-mail a la dirección boletin-alta@opus.ohc.cu
Si quiere dejar de recibir este servicio informativo, envíenos un e-mail a la dirección boletin-baja@opus.ohc.cu
En ambos casos el contenido del asunto, así como del cuerpo del mensaje, es irrelevante; puede dejarlos en blanco.

Reciba un saludo del colectivo de la revista Opus Habana (Oficina del Historiador de la Ciudad)
que, dirigida por Eusebio Leal Spengler (Historiador de la Ciudad), integran:

Argel Calcines (Editor general); Celia Maria González (Editor Ejecutivo);
María Grant, Lidia Pedreira, Mileny Zamora Barrabi,
Susell G. Casanueva y Dianet Armenteros Guzmán(Redacción);
Yadira Calzadilla y Lizzett Talavera (Diseño gráfico);
Osmany Romaguera (Programación y Web).

Edificio Santo Domingo.Calle Obispo entre Mercaderes y San Ignacio,La Habana Vieja
Teléfonos: (53) 78669281 / 78639343 / 78660777
E-mail:
redaccion@opus.ohc.cu