Semanario Revista Opus Habana Opus Habana. Semanario Digital.
CLAVES CULTURALES DESDE EL CENTRO HISTÓRICO
Vol. XIX, No. 39 /2017  
   Desde:
   2017-11-20 
  Hasta:
   2017-11-25  




     

El Centro de los adolescentes en La Habana Vieja
En el centro geográfico de La Habana se encuentra la manzana 148, delimitada por las calles Teniente Rey, Habana, Muralla y Compostela. Ese fue el sitio escogido para construir el Centro de Referencia de los Adolescentes en La Habana Vieja, un espacio para su desarrollo social e integral dentro del ambiente en que viven. Este 20 de noviembre, Día Mundial de los Niños, cientos de adolescentes descubrieron por primera vez el centro, que se ha podido levantar con el financiamiento de la Unión Europea, y el trabajo constante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana.
 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en nuestro sitio Web: www.opushabana.cu )


Palabras de elogio a Eusebio Leal
A continuación, reproducimos las palabras pronunciadas por Thomas Neisinger, Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de le República Federal de Alemania en Cuba durante la ceremonia de entrega de la Cruz Federal al Mérito de la República Federal de Alemania en la Categoría de Comendador al Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal Spengler, celebrada el 17 de noviembre en el Palacio del Segundo Cabo.

Repercusiones en la prensa de esta noticia:
Alemania condecora a Eusebio Leal con la Gran Cruz Federal al Mérito
Condecorado Eusebio Leal con Cruz Federal al Mérito de Alemania
La cultura como creación suprema del hombre
 ... 
ampliar en este Semanario

( Leer esta información en nuestro sitio Web: www.opushabana.cu )


Tradicional homenaje a Nicolás Estévanez
El próximo lunes 27 de noviembre, a las 10:00 a.m, será el homenaje a Nicolás Estévanez en la Acera del Louvre, siguiendo la tradición iniciada por Emilio Roig en 1937. En el acto, organizado cada año por la Oficina del Historiador (OHC), participan trabajadores de la OHC, historiadores, estudiantes de Medicina, miembros de la Sociedad Canaria de Cuba, entre otros. El capitán del ejército español Nicolás Estévanez (Las Palmas de Gran Canaria, 1838 - París, 1914) realizó una protesta pública contra el fusilamiento de los ocho estudiantes de Medicina, en 1871. Años después dejó constancia de este crimen en su libro Fragmentos de mis memorias. Recuerdos de los años 1838-1878.

XII Taller de Investigaciones Históricas y Museológicas
Con el Tema «Nuevas tecnologías, gestión y acceso a la información patrimonial en instituciones museísticas», se desarrollará el XII Taller de Investigaciones Históricas y Museológicas, entre los días 28 al 30 de noviembre, en el Centro para la interpretación de las relaciones culturales Cuba-Europa, sito en el Palacio del Segundo Cabo. El encuentro, convocado por la Dirección de Patrimonio Cultural de la Oficina del Historiador, se desarrolla como parte del proyecto Gestión participativa local en la rehabilitación del Centro Histórico de La Habana (GEPAC) y es auspiciado por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE).

El Sincopado Habanero
Con un homenaje a la pianística en Cuba, abre sus páginas la edición de El Sincopado Habanero, boletín del Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas, correspondiente a mayo-agosto de 2017. Con portada de Salomé del Dago Fallarero, estudiante de la Escuela Elemental de Música Manuel Saumell, este número incluye la publicación de Dos contradanzas populares inéditas, escritas por Joaquín Nin. Los artículos abordan el desempeño de la pianista matancera Elvira Santiago, el ideario estético de Nin en la revista Musicalia y un acercamiento al piano desde la filatelia cubana. En la sección «A contratiempo», se incluyen noticias como las que abordan el Encuentro de Jóvenes Pianistas y el reconocimiento de la Feria Cubadisco 2017 al Gabinete.  

«Caminos para el azúcar»...
En víspera de celebrarse el 180 aniversario de la apertura del primer tramo ferroviario en Cuba, el Historiador de la Ciudad de La Habana, Eusebio Leal Spengler, presentó la redición del libro Caminos para el Azúcar, este 18 de noviembre, en el tradicional encuentro Sábado del Libro, que acontece cada semana en la Plaza de Armas del Centro Histórico. De la autoría de Oscar Zanetti Lecuona y Alejandro García Álvarez, este volumen forma parte del catálogo preparado por Ediciones Boloña para la venidera XXVII Feria Internacional del Libro de La Habana.
Los novios de sillones
En otra de sus crónicas costumbristas, el autor se ocupa de una de las especies de novios que como se «ha llegado a descubrir y clasificar setenta y dos especies distintas de novios, hoy voy a ocuparme solamente de una de ellas, la más antigua, conocida y numerosa: la de los novios de sillones».
Por Emilio Roig de Leuchsenring .
( Leer esta información en nuestro sitio Web: www.opushabana.cu)
 
El Centro de los adolescentes en La Habana Vieja

«Una antigua fábrica, ya desolada, se convierte hoy en un bello proyecto; y se trae, como a pájaros, a los niños y adolescentes del Centro Histórico», dijo el Doctor Leal Spengler.

En el centro geográfico de La Habana se encuentra la manzana 148, delimitada por las calles Teniente Rey, Habana, Muralla y Compostela. Ese fue el sitio escogido para construir el Centro de Referencia de los Adolescentes en La Habana Vieja, un espacio para su desarrollo social e integral dentro del ambiente en que viven. Este 20 de noviembre, Día Mundial de los Niños, cientos de adolescentes descubrieron por primera vez el centro, que se ha podido levantar con el financiamiento de la Unión Europea, y el trabajo constante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana.
«Una antigua fábrica, ya desolada, se convierte hoy en un bello proyecto; y se trae, como a pájaros, a los niños y adolescentes del Centro Histórico», dijo el Doctor Leal Spengler.

«Hemos edificado en esta manzana un museo, una farmacia, una Escuela Primaria, un centro para la atención de los enfermos de Alzheimer, una residencia protegida de la tercera edad, un conjunto de viviendas y ahora un Centro Juvenil dotado gracias a esa voluntad de la Unión Europea, y de todos los que han participado en la creación de algo muy bello», añadió el Director de la Red Oficinas del Historiador y del Conservador de las Ciudades Patrimoniales de Cuba.
Antes de concluir su intervención, mencionó el conjunto de obras emprendidas por el 498 aniversario de La Habana, y de cómo los estragos que ocasionó recientemente el huracán Irma en la parte más antigua de la ciudad significaron un motor impulsor de la acción restauradora.

El Centro está instalado sobre el terreno donde antaño se desarrolló un importante negocio farmacéutico de La Habana, por lo que conserva parte del patrimonio industrial empleado en la época, y con el cual estarán en constante intercambio los adolescentes. La obra civil en que se edificaron los dos edificios de tres plantas cada unos que acogen los servicios, se desarrolló con el financiamiento de la Unión Europea, como parte de su programa «Invertir en las personas».

El embajador de la UE en Cuba, Alberto Navarro, elogió el trabajo que realiza el equipo de la Oficina del Historiador por su «enorme e importantísima labor social» porque «no se trata solo de recuperar patrimonio y obras de arte». Aprovechó la oportunidad para poner en valor el apoyo de la cooperación internacional en iniciativas fuera de Europa, y que esa ayuda se mantendrá constante en proyectos que pongan a las personas en primer lugar.
«La Union Europea va a estar dentrás impulsándolos, queremos poner en marcha un proyecto con el instrumento que tenemos para abogar por los derechos humanos y la democracia y sería un sueño maravillloso poder llevar este instrumento que tiene Europa a otros rincones de Cuba», manifestó el diplomático. «Estamos aquí para mejorar las relaciones entre Cuba y Europa. Creo que compartimos los mismos valores, vemos el mundo prácticamente con los mismos ojos y lo que queremos es que este centro tenga una larga vida», afirmó Navarro, quien estuvo acompañado por otros embajadores de países de la UE.

La representante de UNICEF en la isla, María Machicado, señaló que todas las instituciones involucradas en el proyecto del Centro de Adolescentes han encontrado «dedicación, pasión y oportunidad» en los niños y adolescentes del barrio, a los que invitó a apropiarse de este espacio a través del arte y la interacción con la comunidad.
La embajadora aprovechó la ocasión para expresar preocupación por los resultados del último informe de UNICEF sobre el estado actual de la infancia a nivel global, el cual revela que «uno de cada doce niños no va a tener una vida mejor que sus padres», principalmente por culpa de la pobreza, la guerra y la violencia.

Múltiples son los servicios que encontrarán los adolescentes del municipio, y de toda La Habana, en los dos edificios que componen el Centro: talleres de creación, nuevas tecnologías y medios de difusión, laboratorio de ciencias; estudios dedicados a la radio y a la televisión, a las artes plásticas, el teatro y la danza; además de la programación de actividades culturales, un espacio de información y documentación, y servicios consejería para los adolescentes y sus familias.

La construcción del Centro de los Adolescentes es el tercer resultado de un Proyecto más conocido como «a+ espacios adolescentes», que cuenta con aristas de formación vocacional y la inclusión en la vida social y económica del país de los niños y niñas comprendidos entre los 12 y los 18 años. La iniciativa está en marcha en el territorio desde el año 2012 con la realización de talleres y la conformación de una red de colaboradores, recordó en su intervención la directora del Centro de los Adolescentes, Lisset Ametller, una de las fundadoras de la iniciativa por la Oficina del Historiador.

Estuvieron presentes en la actividad miembros del cuerpo diplomático radicado en el país e importantes actores de la Cooperación Internacional que han dotado de equipamiento el Centro; además de representantes de instituciones y organismos cubanos muy ligados al trabajo con este grupo etario, como el Ministerio de Educación y su homólogo de Cultura, la Organización de Pioneros José Martí, entre otros. Junto a la representación de adolescentes se hallaban también maestros y familiares, y muchos de los talleristas que han mantenido activo el proyecto en los últimos cinco años.


La villa de San Cristóbal de La Habana, luego de su aniversario número 498 se complace de ser la primera ciudad del país que cuenta con un Centro Adolescente. Un sueño largamente acariciado por la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana y que desde su puesta en marcha contribuirá a que los adolescentes desarrollen una visión personal del mundo, y en su sentido más amplio, el interés hacia la cultura y el patrimonio de su país.

Thays Roque Arce
Habana Radio

 
Palabras de elogio a Eusebio Leal

 Nos reunimos hoy aquí, a pocas horas de un nuevo cumpleaños de la ciudad de La Habana, para honrar a uno de los más ilustres hombres que ha salido del seno habanero. Otro grande cubano ya dijo que honrar, honra. Probablemente por eso sea mayor el honor que recibimos nosotros al honrar a don Eusebio Leal Spengler, que el que pueda recibir él de nosotros.
Estamos hoy ante un ser que ha demostrado con creces que se puede ser idealista y estar anclado a la vez en la realidad. Llegado a este punto se podría empezar a describir los esfuerzos quijotescos y enumerar los molinos de viento que don Eusebio ha tenido ante sí durante los últimos 50 años. Pero no vale la pena.
No lo vale porque a estas alturas todas las angustias y dolores, cualquier insuficiencia o incomprensión se vuelven nada ante los resultados alcanzados por una vida entregada al trabajo y al amor. Enumerar aquí y ahora todos los logros obtenidos por don Eusebio convertiría estas palabras en interminables, e incluso aburridas: ¿quién no conoce la labor de este hombre por salvar para el futuro de Cuba y del mundo ese pedazo de La Habana que llamamos vieja? Hace solo unas horas hemos visto la inauguración de una decena de obras relacionadas con ese gran amor de don Eusebio. Tan solo esa labor bastaría para dejar inscrito su nombre en bronce o mármol – a lo mejor aquí mismo, en el Centro para la interpretación de las relaciones culturales entre Cuba y Europa.
Hay que mencionar también su actividad intelectual, la cual, entre otras cosas, ha servido también para rescatar importantes documentos de la historia de Cuba. Pero también para influir en la esfera pública, para involucrarse en los temas que considera de suma importancia para el país, para crear conciencia, valiéndose de su cultura enciclopédica y apoyándose en su verbo fuerte, atractivo, muchos dicen que seductor. Puede ser, pero yo creo que la intención de don Eusebio es sumar el corazón a los esfuerzos del intelecto por crear una sociedad mejor. Quien escucha a Eusebio Leal Spengler se convierte necesariamente en una persona mejor, por lo menos en una pizca mejor. ¿Puede haber una mejor definición de magisterio?
Para Alemania don Eusebio ha sido siempre un interlocutor ejemplar, siempre con las puertas abiertas para recibir visitas y conversar con cualquier persona interesada en Cuba y en La Habana; por eso grandes personalidades de la política alemana han tenido la oportunidad de intercambiar con él; son centenares de miles los alemanes que viajan a Cuba cada año y tienen la oportunidad de admirar lo hecho en la Habana Vieja, que ya cuenta con un Plan Especial de Desarrollo Integral hasta el 2030, reflejo del pensamiento de su historiador mayor. Don Eusebio es un firme partidario de la existencia de una institución cultural alemana al más alto nivel en Cuba; apoyó, desde la gestación de la idea hasta su materialización, la creación de la Casa Humboldt, la cual, en vista de la proximidad del 250 aniversario del natalicio del gran sabio alemán, deberá adquirir nuevas dimensiones. Las relaciones culturales entre Alemania y Cuba han sido siempre ejemplarmente atendidas por él, ya sea mediante la puesta a disposición de localidades o la facilitación de permisos, y asumiendo incluso el patrocinio ocasionalmente.
Los germanistas cubanos aún recuerdan su discurso inaugural del congreso de germanistas latinoamericanos celebrado en La Habana en 2006, donde disertó con esa manera tan suya acerca de las relaciones culturales e históricas entre Alemania y Cuba. Siempre ha sabido ser un interlocutor serio, confiable, lleno de amabilidad y de deseos de ayudar, abierto a nuevas ideas y proyectos, interesado por todo lo que pueda contribuir a hacer más feliz la vida de los cubanos.
Es en tal concepto que cabe definir a Eusebio Leal Spengler como un patriota en el más puro y noble sentido de la palabra: en el de abogar siempre por los intereses nacionales sin hacerlo a costa de los intereses ajenos. El gran cubano que ya mencioné al comienzo de estas palabras definió para Cuba el principio de una manera insuperable. Lo cito: «Injértese en nuestra república el mundo, pero el tronco ha de ser el de nuestras repúblicas». Eusebio Leal Spengler es un martiano de corazón y en ese sentido La Habana Vieja puede ser vista como un gran monumento a José Martí.
No voy a hablar aquí del gran respeto que le profesa el mundo a Eusebio Leal, que ha quedado reflejado en innumerables distinciones llegadas de y concedidas en todas partes. No quiero abrumar a don Eusebio ni a ustedes con otras enumeraciones. Pero sí quisiera dejar sentado aquí algo de manera inequívoca. Desde la fe cristiana que compartimos don Eusebio y yo, deseo expresar mi convicción de que la existencia de Don Eusebio Leal Spengler prueba de alguna manera la existencia de Dios.
No pretendo en absoluto entrar en disquisiciones teológicas para las que no soy apto, menos aún en presencia de tan ilustres representantes de la Iglesia Católica. Pero trataré de explicar lo que para mí, en cierto sentido, es un misterio encarnado e irradiando luz.
Eusebio es palabra griega que significa piadoso. La persona que hoy nos llenamos de honor en honrar es un ser piadoso en todo sentido: le sobra humildad para saberse pequeño ante Dios, pero sabe que la mejor manera de ser grande ante Él es hacer el bien por los demás. La vida de Eusebio Leal Spengler es un ejemplo de servicio a Dios a través del servicio a eso que en el hombre llamamos humanidad.
¿Y quién duda de la lealtad de Eusebio LEAL? Lealtad a su patria, lealtad a sus convicciones, lealtad a sus colegas. Don Eusebio habría podido tener una vida cómoda y sin muchas preocupaciones en cualquier lugar. Pero eligió el sacrificio por una obra, por un deber, eligió la entrega de su vida a cosas que consideró más grandes que cualquier ser humano y sin pedir nada a cambio, porque ya sabemos que toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz.
Por último, me gusta pensar que la laboriosidad, la constancia, la voluntad férrea, la capacidad de hacerse valer, cualidades todas que distinguen a nuestro homenajeado y a las que los alemanes damos mucha importancia, le llegaron a Eusebio Leal a través de la leche materna. La sonoridad alemana de ese apellido Spengler hace que los alemanes sintamos a don Eusebio un poco nuestro también. A fin de cuentas ya Eusebio Leal Spengler ha traspasado las fronteras de lo nacional para convertirse, al igual que esa Habana Vieja por la que tanto ha luchado y sin dudas seguirá luchando, en Patrimonio de la Humanidad.
Es un honor para mí, un verdadero privilegio, poder hacer entrega a Usted en mis manos de la Cruz Federal al Mérito de la República Federal de Alemania en la categoría de Comendador.

 Thomas Neisinger
Embajador Extraordinario
y Plenipotenciario de la
República Federal de Alemania en Cuba

 

Este semanario digital de Opus Habana se complementa con la página web www.opushabana.cu y sus artículos salen publicados en la versión impresa de dicha revista.
Si recibió este semanario a través de otra persona (forward) y quiere suscribirse personalmente,
envíenos un e-mail a la dirección boletin-alta@opus.ohc.cu
Si quiere dejar de recibir este servicio informativo, envíenos un e-mail a la dirección boletin-baja@opus.ohc.cu
En ambos casos el contenido del asunto, así como del cuerpo del mensaje, es irrelevante; puede dejarlos en blanco.

Reciba un saludo del colectivo de la revista Opus Habana (Oficina del Historiador de la Ciudad)
que, dirigida por Eusebio Leal Spengler (Historiador de la Ciudad), integran:

Argel Calcines (Editor general); Celia Maria González (Editor Ejecutivo);
Lidia Pedreira, Mileny Zamora Barrabi y Susell G. Casanueva (Redacción);
Yadira Calzadilla y Lizzett Talavera (Diseño gráfico);
Osmany Romaguera (Programación y Web).

Edificio Santo Domingo.Calle Obispo entre Mercaderes y San Ignacio,La Habana Vieja
Teléfonos: (53) 78669281 / 78639343 / 78660777
E-mail: redaccion@opus.ohc.cu