Semanario Revista Opus Habana Opus Habana. Semanario Digital.
CLAVES CULTURALES DESDE EL CENTRO HISTÓRICO
Vol. XV, No. 36 /2018  
   Desde:
   2018-10-22 
  Hasta:
   2018-10-27  




     

Fondo Mundial de Monumentos entrega el Premio Hadrian a Eusebio Leal
El premio anual Hadrian, que entrega el Fondo Mundial de Monumentos (WMF, por sus siglas en inglés), fue otorgado el pasado martes 23 de octubre al Historiador de la Ciudad de La Habana, Eusebio Leal Spengler, en Nueva York. Esta distinción reconoce a personalidades con una destacada trayectoria en la promoción y la preservación del patrimonio mundial.

Ampliar en:

Fondo Mundial de Monumentos entrega el Premio Hadrian a Eusebio Leal

Eusebio engrandece a La Habana y el mundo lo sabe

 
 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en nuestro sitio Web: www.opushabana.cu )


Leyendas del quinto sol en el Palacio de Lombillo
En la tarde del pasado viernes 19 de octubre quedó abierta al público habanero la exposición personal Leyendas del quinto sol de Adrián Pellegrini. La cita tuvo lugar en el Palacio de Lombillo donde el propio artista dio lecturas a las palabras de presentación y las cuales son reproducidas a continuación.
 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en nuestro sitio Web: www.opushabana.cu )


V Taller de Estudios sobre cementerios y patrimonio cultural funerario
Este 25 y 26 de octubre sesionan el V Taller de Estudios sobre cementerios y patrimonio cultural funerario de La Habana y el III Encuentro de la Red de Estudios sobre cementerios y espacios funerarios de La Habana, con sede en el Museo Farmacia Habanera (edificio Sarrá). Organizado por el Grupo de Museología y Gestión del Patrimonio de la Necrópolis Cristóbal Colón y coauspiciado por el Centro Nacional de Superación para la Cultura y el Consejo de Patrimonio Cultural, las investigaciones presentadas en dicho evento proponen el rescate y salvaguarda de los cementerios existentes en Cuba, así como preservar la memoria de los camposantos ya desaparecidos.

8 días, una exposición fotográfica
A partir del jueves 1 de noviembre hasta el día 8, en la sala Zambrano del Centro Hispanoaméricano de Cultura tendrá lugar la exposición 8 días. La misma, es una muestra fotográfica de Francisco Palomino, de España y Juan Carlos Bermejo, de Cuba, con la curaduría de Jorge Mata. La exhibición formará parte de la XII edición del evento «Noviembre fotográfico»  auspiciado por la Fototeca de Cuba, que propone como tema un intercambio de visiones sobre La Habana. Este evento se inserta dentro del proyecto de cooperación de cultura y tecnología entre la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana (OHCH) y la ONG extremeña Fundación Ciudadanía, con fondos de la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AEXCID).

Presentan libro fotográfico sobre bailarina cubana Viengsay Valdés
La editorial Ocean Sur presentó el lunes 22 de octubre el libro Viengsay Valdés, Soy lo que ves, del fotógrafo Gabriel Dávalos, en torno a esta bailarina cubana de reconocida trayectoria internacional. La obra fotográfica, realizada en estudio, permite apreciar a la primera bailarina del Ballet Nacional de Cuba (BNC) en personajes clásicos típicos de esa compañía, como Giselle, Carmen, la princesa Aurora de La bella durmiente, el Hada del Azúcar en Cascanueces y la Swanilda de Coppélia. Cada una de las fotos se complementa con algún fragmento de crítica realizada a la artista en cualquiera de los escenarios de los cinco continentes donde ha bailado.


Convocatoria de taller de narración oral para el Adulto Mayor
Como parte del programa del Adulto Mayor, de la Oficina del Historiador de la Ciudad, el Centro Hispanoamericano de Cultura- sito en la calle Malecón No. 17 entre Prado y Cárcel, Centro Habana- convoca al taller de narración oral a cargo de Ana María Paredes Vilariño. Los participantes podrán aprender técnicas del arte de contar y también compartirán historias relacionadas con la violencia de género. Las citas tendrán lugar los miércoles 7, 14, 21 y 28 de noviembre a las 10:00 a.m. Las matrículas ya se encuentran disponibles.


Presentación de la agrupación vocal masculina Camerata Vocale Sine Nomine
En celebración del  XV aniversario de su creación, la agrupación vocal masculina Camerata Vocale Sine Nomine, que dirige la maestra Leonor Suárez Dulzaides, ofrecerá un concierto con algunas de las piezas que han sido representativas dentro de su trayectoria. El evento  tuvo lugar este jueves 25, a las 6:00 p.m., en el Centro Hispanoamericano de Cultura. Fundada en septiembre de 2003 por su primer director Enrique Filiú O´Reilly, la Camerata Vocale Sine Nomine es un proyecto de marcada singularidad dentro del rico contexto del actual movimiento coral en Cuba. Esta agrupación, única en su tipo en nuestro país, es un coro masculino que emplea las voces de contratenor (soprano y alto), tenor y bajo, con el propósito de seguir un criterio de interpretación de la música escrita originalmente para este tipo de formato.

 

Inconsecuencias de nuestros moralistas. Epístola a un padre de familia
A propósito de una carta que recibiera censurando el tema de uno de sus artículos, el cronista reflexiona sobre la lección y el ejemplo que el ambiente social, y hasta los hogares, ofrecían a las niñas que en ocasiones no eran tan ingenuas como pretendían sus padres.
Por Emilio Roig de Leuchsenring Historiador de la Ciudad desde 1935 hasta su deceso en 1964. .
( Leer esta información en nuestro sitio Web: www.opushabana.cu)
 
Fondo Mundial de Monumentos entrega el Premio Hadrian a Eusebio Leal

El Historiador agradeció tan relevante premio que reconoce el esfuerzo de Cuba por salvaguardar para las generaciones venideras un legado de alto contenido cultural e identitario, con el fin de fomentar la participación ciudadana en el destino de la ciudad presente y futura.

Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad de La Habana, recibió el Premio Hadrian que concede el World Monuments Fund (WMF) «en reconocimiento a sus heroicos esfuerzos para preservar y restaurar La Habana Vieja», uno de los centros históricos más bellos y conservados de nuestro continente, nombrado por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad, en 1982.
Durante la ceremonia se proyectó un video sobre la filosofía conservacionista que anima la restauración del Centro Histórico, su compromiso social y el apoyo gubernamental que ha recibido el proyecto desde que en 1993 el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, concibió y rubricó el Decreto Ley 143, instrumento de gran valor para la rehabilitación integral de esa zona de alta significación patrimonial para el mundo.
El Historiador agradeció tan relevante premio que reconoce el esfuerzo de Cuba por salvaguardar para las generaciones venideras un legado de alto contenido cultural e identitario, con el fin de fomentar la participación ciudadana en el destino de la ciudad presente y futura.
El premio Hadrian se entrega anualmente, desde 1988, a «un individuo distinguido, en reconocimiento de su liderazgo en promover la comprensión, apreciación y preservación del patrimonio mundial».

WMF es una organización sin fines de lucro, dedicada a la preservación de sitios de arquitectura histórica y patrimonio cultural mundial a través del trabajo de campo, promoción, concesión de subvenciones, educación y formación.Fundado en 1965, WMF tiene su sede en Nueva York y cuenta con oficinas en todo el mundo, donde sus afiliados identifican y desarrollan proyectos de restauración y atraen apoyo local para gestionarlos.
La embajadora de Cuba ante la Organización de las Naciones Unidas, Anayansi Rodríguez, asistió a la gala de premiación anual concebida por el World Monuments Fund, así como participaron importantes expertos y mecenas del patrimonio universal.

 

Tomado de  Habana Radio

    

En una ceremonia en Nueva York, el Fondo Mundial de Monumentos (WMF, por sus siglas en inglés), se hizo entrega el martes 23 de octubre al Historiador de la Ciudad de La Habana, Eusebio Leal Spengler, el premio anual Hadrian. Foto: Magda Resik en Twitter
 
Leyendas del quinto sol en el Palacio de Lombillo

Hace unos meses ya, mientras revisaba el diario correspondiente al año 1998, encontré un sortilegio de apuntes, dibujos e introspecciones que había realizado con motivo de mi primer viaje a la gran ciudad prehispánica de Teotihuacán, una luminosa mañana de enero. Situada a poco menos de una hora de la capital de México, saliendo por Insurgentes norte y tomando la autopista 132, pude empezar a vislumbrar, a lo lejos, la sobresaliente trama urbana. Planificada desde sus inicios en base a ejes perpendiculares, despliega la ciudad su grandeza mediante la alternancia de grandes volúmenes con espacios abiertos. Su ordenamiento, producto de un poder centralizado, se aprecia desde la cima de las pirámides. Durante el Clásico, período que abarca los primeros siglos de nuestra era, Teotihuacán fue la metrópoli más importante de Mesoamérica, y me atrevería a decir que del mundo americano. Su dominio e influencia llegaron tan lejos como Kaminaljuyú, en Guatemala, o Matacapan, en Veracruz. Cuando caminamos los cuatro kilómetros de la Calzada de los Muertos, el corazón late y vibra la imaginación, podemos revivir el bullicio y la belleza de este centro cosmopolita. En él había un barrio oaxaqueño y pobladores mayas de la costa del golfo, que comerciaban sus más preciados productos, por ejemplo plumas de pájaros selváticos por obsidiana teotihuacana. En el lugar se mezclaron modos y tradiciones foráneas con la sobriedad y prestigio de la ciudad de los dioses. Y en algún momento, como reza la mitología nahua, se da en Teotihuacán el nacimiento del Quinto Sol.
“Se dice que cuando aún era de noche, cuando aún no había luz, cuando aún no amanecía, dicen que se juntaron, se llamaron unos a otros los dioses, allá en Teotihuacán…” Así se lee en el Códice Matritense, en referencia a la ciudad donde según el mito se produjo el nacimiento del Quinto Sol, el Sol de movimiento, mundo universo precedido por cuatro creaciones y destrucciones, que vivieron los pueblos posteriores a Teotihuacán, cuyo significado es “donde los hombres se convierten en dioses”.
Así, creado el mundo, los mismos dioses se convirtieron sucesivamente en Sol para alumbrar la Tierra. Nos habla la leyenda del Primer Sol, Sol de Tierra, período habitado por gigantes que había sido destruido después de tres veces cincuenta y dos años. Después, el Sol de Viento, período regido por Quetzalcóatl, serpiente emplumada, desapareció al cabo de siete veces cincuenta y dos años, al desatarse un gran huracán. El Tercer Sol, Sol de lluvia de fuego, vio caer una lluvia de llamas. Los habitantes de la Tierra eran en su mayoría perversos e inmorales, y los sobrevivientes se transformaron en pájaros y peces. El Cuarto Sol, Sol de Agua, acabó con un terrible diluvio que duró cincuenta y dos años, al que sólo sobrevivieron un hombre y una mujer que se refugiaron bajo un enorme árbol de ahuehuete. Y llegamos al Quinto Sol, era aún presente, el Sol de movimiento, período destinado a desaparecer por la fuerza de un movimiento telúrico, momento en que aparecerán los monstruos del oeste con apariencia de esqueletos, y harán una limpieza ritual de la humanidad dejando el próximo período para una era de renovación mística y moral.
Siempre me pregunto, dada la antigüedad de esta leyenda americana, y su similitud con el antiguo testamento, si no habrá llegado precisamente desde el nuevo mundo, al viejo, de alguna manera, esta tradición creacionista, de raíces que se pierden en la obscuridad cavernaria de nuestros primeros padres americanos, los lejanos creadores de nuestro aquí y ahora.
Algunos me preguntan, ¿por qué no tratas en tu pintura temas nacionales? Y yo respondo, ¿y qué cosa es un tema nacional? Para mí, la América es el tema viviente nacional, pues en su soberanía cabe la geografía de todos los corazones. El árbol se conoce por sus frutos: de los pueblos amantes del Sol hemos heredado el sentido del placer bajo sus rayos y los dones vegetales de su vida. Mesoamérica, cuna del Quinto Sol, ha donado al mundo sus alimentos de mayor valor nutricio y espiritual que toda la humanidad disfruta: dígase chocolate o tomate, dígase el dorado maíz o el tabaco que ofrenda columnas de humo azul hacia el cielo y estimula el intelecto. Además, siento que pueden palparse en las predicciones de la leyenda los efectos actuales del cambio climático, precisamente llenos de fuertes vientos, lluvias ilimitadas y creciente calor en medio de un planeta alienado por la tecnología, la globocolonización, la internacionalización de la economía y la imposición a la tierra de un único modelo de sociedad cabalgado por el jinete del neoliberalismo, libre de rienda y frenos, el caballo corre por la pista de la acumulación.
La inspiración ha volado a mí con nombre de Sol, de un Sol creador de colores y minerales que permiten, mediante la ilusión óptica de su propia luz, pueda apreciarse los volúmenes en un plano y ser pintura. ¿Y qué habrá después del Quinto Sol? He oído esa pregunta: la respuesta, una página en blanco, será lo que seamos capaces de hacer y crear los hombres y mujeres de esta época plagada de tormentas y esperanzas. Yo creo, como creyeron los antiguos americanos, en la eterna-edad de las cosas, más que en la eternidad, pues que en la naturaleza lo único constante, conocido, es el cambio, pero en la naturaleza del tiempo, sólo sabemos que está sucediendo siempre Ahora. Por tanto me inclino a decir que aquel atrevido a traspasar el umbral del misterio, quedará atrapado en la fuente de las maravillas de la cual no hay escapatoria posible ni deseada. Seguramente después del Quinto Sol  estaremos todos nosotros.

Adrián Pellegrini del Riego

 

Obras del artista plastico Adrían Pellegrini expuestas en el Palacio de Lombillo. Imagen izquierda arriba: En el Mictlán (óleo sobre lienzo. 81 x 72 cm.). Debajo: Fzlor de fuego (óleo y resina de copal sobre lienzo. 50 x 50 cm.)Imagen derecha: Después del quinto sol (óleo y cera sobre lienzo. 100 x 76 cm.)
 

Este semanario digital de Opus Habana se complementa con la página web www.opushabana.cu y sus artículos salen publicados en la versión impresa de dicha revista.
Si recibió este semanario a través de otra persona (forward) y quiere suscribirse personalmente,
envíenos un e-mail a la dirección boletin-alta@opus.ohc.cu
Si quiere dejar de recibir este servicio informativo, envíenos un e-mail a la dirección boletin-baja@opus.ohc.cu
En ambos casos el contenido del asunto, así como del cuerpo del mensaje, es irrelevante; puede dejarlos en blanco.

Reciba un saludo del colectivo de la revista Opus Habana (Oficina del Historiador de la Ciudad)
que, dirigida por Eusebio Leal Spengler (Historiador de la Ciudad), integran:

Argel Calcines (Editor general); Celia Maria González (Editor Ejecutivo);
María Grant, Lidia Pedreira, Mileny Zamora Barrabi,
Susell G. Casanueva y Dianet Armenteros Guzmán(Redacción);
Yadira Calzadilla y Lizzett Talavera (Diseño gráfico);
Osmany Romaguera (Programación y Web).

Edificio Santo Domingo.Calle Obispo entre Mercaderes y San Ignacio,La Habana Vieja
Teléfonos: (53) 78669281 / 78639343 / 78660777
E-mail: redaccion@opus.ohc.cu