Semanario Revista Opus Habana Opus Habana. Semanario Digital.
CLAVES CULTURALES DESDE EL CENTRO HISTÓRICO
Vol. XVIII, No. 35 /2016  
   Desde:
   2016-10-10 
  Hasta:
   2016-10-15  



     

Sesión solemmne de la Academia de la Historia
A propósito del 148 aniversario del inicio de las luchas por la independencia de Cuba, la Academia de la Historia ofreció una sesión solemne en el Aula Magna del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, el martes 11 de octubre. Durante la cita fueron dados a conocer los nuevos académicos Concurrentes y Correspondientes Nacionales, así como el Premio Nacional de Crítica Historiográfica Enrique Gay Calbó. El colofón estuvo a cargo del académico de Número, Dr. Gustavo Placer Cervera, quien ofreció la conferencia: Carlos Manuel de Céspedes: una aproximación a su pensamiento naval, la cual hemos publicado integramente en nuestra página web.
 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en nuestro sitio Web: www.opushabana.cu )


Presentan libro Mujeres en la fotografía cubana
Publicado por Ediciones Boloña, el libro Damas, esfinges y mambisas: mujeres en la fotografía cubana (1840-1902), de la investigadora Grethel Morell Otero, fue presentado en la mañana de hoy, 14 de octubre, en el soportal del Museo de la Ciudad, por Lesbia Vent-Dumois, presidenta de la asociación de artes plásticas de la UNEAC, y Zaida Capote Cruz, investigadora titular del Instituto de Literatura y Lingüística. Este volumen acaba de recibir el Premio de Crítica de Arte Guy Pérez Cisneros, y en 2009 recibió el Premio de Investigación Fotográfica.
 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en nuestro sitio Web: www.opushabana.cu )


Festival Mozart-Habana 2016
Con exposiciones, recitales, conciertos, clases magistrales y demás, hasta el domingo 23 de octubre tendrá lugar el Festival Mozart- Habana en las principales salas de concierto del Centro Histórico. Entre los invitados se encuentran músicos de países como Rusia, Colombia, Estados Unidos, Francia y Argentina.
 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en nuestro sitio Web: www.opushabana.cu )


Nuevo boletín del Gabinete de Arqueología

En la tarde de hoy, 14 de octubre, tuvo lugar el lanzamiento del más reciente número del Boletín de Arqueología, que contó con la presencia de Lesbia Méndez, directora de Patrimonio Cultural, y Roger Arrazcaeta, director del Gabinete de Arqueología. Este último señaló como novedades editoriales, la publicación de una serie de artículos relacionados con la divulgación y manejo del patrimonio cultural y sobre los nuevos sistemas informáticos y comunicativos, en función del patrimonio cultural arqueológico. La cita tuvo lugar en la casa colonial sita en Tacón 4, aún en restauración, que será la nueva sede del Museo de Arqueología y que también acogerá parte del Gabinete.


Investigarte en San Gerónimo
«La investigación no sólo es reconocida como parte del proceso creativo, en ese binomio de “investigación-creación”, sino que la investigación artística se concibe en sí misma como arte, de ahí que el concepto de work in progress ha tomado su asiento de privilegio en la actividad creativa más emergente», afirmó la Dra. Hortensia Peramo Cabrera, durante su conferencia «Arte e investigación: un vínculo necesario» que inauguró el evento Investigarte. Organizado por el Centro Provincial de Artes Plásticas y Diseño, el encuentro tuvo lugar el martes 12 y el miércoles 13, en la sala Fernando Portuondo del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana.  

Aniversario de taller infantil
Mañana sábado, 15 de octubre, a las 11:00 a.m., la Casa Museo Oswaldo Guayasamín abrirá sus puertas a una exposición infantil de pintura, a propósito del aniversario 23 del taller de artes plásticas para niños que organiza la institución y que dirige la profesora Zenaida Díaz. Resultado de un sistemático quehacer pedagógico-artístico, la muestra comprende discos de acetato sobre los que aparecen escenas hechas por los niños con lápices de colores, tempera y acuarela. Por varias generaciones, este taller ha contribuido a fomentar en los infantes la creatividad y sensibilidad artística, mediante la enseñanza de la pintura, a través de diversas técnicas.
La revista Opus Habana mantiene a disposición de sus suscriptores la Cartelera Interactiva del Centro Histórico, un producto multimedia que le posibilita estar al tanto de los eventos culturales que acontecen en la parte más antigua de la capital cubana, así como en otras instituciones de la Oficina del Historiador de la Ciudad.
Acontecimientos que se sucedieron y otros que están por venir pueden ser consultados en:
Cartelera Opus Habana.
Nuestro equipo editorial agradece cualquier tipo de sugerencias y comentarios.

(Las informaciones que aparecen bajo el rótulo de CARTELERA corresponden fundamentalmente al Mensuario editado por la Dirección de Gestión Cultural, de la Dirección de Patrimonio Cultural de la Oficina del Historiador de la Ciudad. Para cualquier aclaración contactar con el Programa Cultural a través del teléfono 7801 1981 y el correo electrónico: katia@patrimonio.ohc.cu).


Domingo 23 de octubre

  • Concierto de clausura
    Concierto de clausura  a cargo de la Orquesta Sinfónica del ISA adjunta al Lyceum Mozartiano. Tendrá como director invitado a Ronald Zollman (Bélgica). Compositores: Joseph Haydn y W.A. Mozart.
    Lugar: Teatro Martí [ Dragones esquina Zulueta]
    Telf: 8667152 /8667153.
    Hora:20:30:00


  • Sábado 22 de octubre

  • La ciudad que soy yo
    Taller de artes escénicas para adolescentes “La ciudad que soy yo”, dirigido por el Espacio Teatral Aldaba.
    Lugar: Museo de Arte Colonial [ San Ignacio No. 61 entre Empedrado y O'Reilly.]
    Telf: 86-26440.
    Hora:10:00:00

  • Entre palabras y canciones
    Entre palabras y canciones, el declamador Pedro Carlos Rodríguez homenajeará a la artista Asenneh Rodríguez.
    Lugar: Casa de África [ Obrapía No. 157 entre San Ignacio y Mercaderes.]
    Telf: 861-5798.
    Hora:10:00:00

  • Conciertos del Festival Mozart-Habana 2016
    Conciertos del Festival Mozart-Habana 2016.
    Lugar: Basílica de San Francisco de Asís [ Calle de los Oficios entre Amargura y Churruca.]
    Telf: 862-9683.
    Hora:18:00:00

  • Películas infantiles
    Angry Birds. La película.
    Lugar: Cinematógrafo Lumiére [ Mercaderes No. 114 entre Obispo y Obrapía.]
    Telf: 866-4425.
    Hora:10:00:00
  • Este evento durará hasta el domingo 23 de octubre .

  • Concierto Erendió Bongó Itá
    Como cierre del ciclo de conferencias del proyecto Eriero Nkamá, concierto Erendió Bongó Itá, bajo la dirección artística de Rey Escobar, y con la interpretación de Libán el K´weyro, Omar Hernández, Reynier de la Peña, David Faya, Ramón Torres Zayas, Alexis Rodríguez Leyva y Yosnel Torrientes.
    Lugar: Centro Hispanoamericano de Cultura [ Malecón No.17 entre Prado y Capdevila.]
    Telf: 860-6282/860-6290.
    Hora:17:00:00

  • Actuación de Ariel Mok y su grupo vocal Descendiente
    Actuación de Ariel Mok, su grupo vocal Descendientes e invitados.  Los espectadores podrán disfrutar de diferentes géneros musicales como pop, rock, salsa, además de canciones con temática en idioma chino.
    Lugar: Casa de Artes y Tradiciones Chinas [ Salud 313 e/Gervasio y Escobar, Centro Habana]
    Telf: 8609976.
    Hora:15:00:00

  • Curso sobre décima cubana
    Curso sobre décima cubana. 29 de octubre, 10:00 a.m.: Curso de energía, especializado en las energías de las plantas y objetos inanimados y su importancia para el ser humano.
    Lugar: Quinta de los Molinos [ Avenida Carlos III e Infanta]
    Telf: 78731611.
    Hora:10:00:00


  • Viernes 21 de octubre

  • Proyecto Eriero Nkamá
    “La cultura Abakuá en el arte cubano.” Ponentes: Dr C. Ramón Torres Zayas, MSc. Rey Escobar, Lic. Michel Mendoza Viel y Libán el K´weyro.
    Lugar: Centro Hispanoamericano de Cultura [ Malecón No.17 entre Prado y Capdevila.]
    Telf: 860-6282/860-6290.
    Hora:50:00:00

  • Gabriela Mistral en el escenario cubano
    Con motivo del quinto aniversario del nombramiento de la biblioteca del Centro, conferencia “Gabriela Mistral en el escenario cubano”, impartida por la filóloga Kamila Orizondo Franco.
    Muestra bibliográfica que recoge la influencia significativa de lo africano en la identidad cultural cubana desde la religión, a propósito de la celebración del Día de la Cultura Nacional. Incluye diversa tipología documental de autores como Fernando Ortiz, Jesús Guanche, Lázaro Cabrera Thompson y Joel James Figarola, entre otros, que han dedicado buena parte de su obra a estos temas.
    Lugar: Centro Hispanoamericano de Cultura [ Malecón No.17 entre Prado y Capdevila.]
    Telf: 860-6282/860-6290.
    Hora:15:00:00

  • Bastián y Bastiana
    Se estrenará la obra Bastián y Bastiana, versión para títeres de sombra sobre la ópera de Wolfgang Amadeus Mozart y quedará abierta la exposición La sombra y los títeres, un sendero hasta Bastián y Bastiana que, como su nombre lo indica, recorre parte de la historia del teatro de sombras y su influencia en el montaje de este estreno. La curaduría estará a cargo de la museóloga Rigel González; mientras que la puesta en escena tendrá la dirección de Lázaro Bofill quien, siguiendo los pasos del proyecto inicial comenzado por Laura Liz Echenique, asumirá también la actuación junto a Rigel González.
    Lugar: Teatro El Arca [ Ave. del Puerto esq. a Obrapía, Habana Vieja]
    Telf: 864 8953.
    Hora:15:00:00


  • Jueves 20 de octubre

  • La Vitolfilia en la Cultura Nacional
    Exposición La Vitolfilia en la Cultura Nacional. Se expondrán diversas piezas litográficas y de la Memorabilia Tabacalera, que expresan como la Vitolfilia se ha desarrollado como una manifestación artística de la Cultura Nacional. Se organiza la exposición con los miembros de la Asociación Vitolfílica de Cuba y piezas litográficas y objetos del museo.
    Lugar: Museo del Tabaco [ Mercaderes No. 120 entre Obispo y Obrapía.]
    Telf: 861-5795.
    Hora:14:30:00

  • Lecciones en proceso
    Lecciones en proceso, 2012 / 32 min. / Documental experimental sobre un taller impartido por el cineasta y profesor canadiense Philip Hoffman en la Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio de los Baños.
    Memoria del abuelo, 2010 / Documental experimental / 15 min.
    Casa de la noche, 2016 / Documental experimental / 13 min. Cortometraje experimental realizado con el apoyo de la primera edición del fondo GoCuba! Estreno en el World Cinema Ámsterdam 2016.
    Lugar: Centro Hispanoamericano de Cultura [ Malecón No.17 entre Prado y Capdevila.]
    Telf: 860-6282/860-6290.
    Hora:50:00:00

  • Cuentos e historias
    Presentación de la narradora oral Ana María Paredes Vilariño con la obra Cuentos e historias. Los cuentos del Decamerón y otras historias se presentan de manera dinámica para que el público disfrute a partir de una sonrisa de satisfacción y no de una carcajada devenida del mal gusto. Historias inverosímiles de Boccaccio y de esta isla se unen en un apretón inusual para hacernos pensar un poco.
    Lugar: Centro Hispanoamericano de Cultura [ Malecón No.17 entre Prado y Capdevila.]
    Telf: 860-6282/860-6290.
    Hora:18:00:00

  • Proyecto Eriero Nkamá
    “La Sociedad Abakuá en el ambiente: mitos e imaginarios.” Ponentes: Dr C. Ramón Torres Zayas, MSc.Odalys Pérez, Tato Quiñones y MSc. Rey Escobar.
    Lugar: Centro Hispanoamericano de Cultura [ Malecón No.17 entre Prado y Capdevila.]
    Telf: 860-6282/860-6290.
    Hora:50:00:00

  • Espacios adolescentes
    Bajo la égida de la profesora Ivette Ávila, taller "Así soy yo, este es mi mundo",  que forma parte del proyecto Desarrollo social integral y participativo de los adolescentes en La Habana Vieja,  a+ espacios adolescentes,  financiado por la Unión Europea e  implementado de conjunto por la Oficina del Historiador de la Ciudad  y UNICEF.
    Lugar: Centro Hispanoamericano de Cultura [ Malecón No.17 entre Prado y Capdevila.]
    Telf: 860-6282/860-6290.
    Hora:14:00:00

  • ¿Arte o historia? La visión más allá de la imagen
    Conferencia “¿Arte o historia? La visión más allá de la imagen”, impartida por la especialista Glenda Pérez López.
    Lugar: Museo Napoleónico [ calle San Miguel, esquina Ronda, El Vedado]
    Telf: 879-1412.
    Hora:10:00:00


  • Miércoles 19 de octubre

  • Día de la Cultura Cubana
    Panel con historiadores  y antropólogos sobre las diversas formas de entrenamiento que ha asumido el cubano a través de su historia, a propósito de las celebraciones por el Día de la Cultura Cubana.
    Lugar: Museo de Naipes [ Muralla e Inquisidor, Plaza Vieja.]
    Telf: 860-1534.
    Hora:09:30:00

  • Aprendiendo a envejecer
    Aprendiendo a envejecer, por el MSc. Iván Sixto Sayago Cuba, especialista del Instituto de Investigaciones Fundamentales en Agricultura Tropical Alejandro de Humboldt (INIFAT), quien tratará sobre las propiedades medicinales de las hojas y frutas de la guanábana.
    Lugar: Museo Farmacia La Reunión [ Teniente Rey No. 41 esquina a Compostela.]
    Telf: 866-7556.
    Hora:10:00:00

  • Conciertos del Festival Mozart-Habana 2016
    Conciertos del Festival Mozart-Habana 2016.
    Lugar: Basílica de San Francisco de Asís [ Calle de los Oficios entre Amargura y Churruca.]
    Telf: 862-9683.
    Hora:18:00:00

  • Semana de la Lengua Italiana en Cuba
    Como parte de la  Semana de la Lengua Italiana en Cuba, el Conjunto Ars Longa presentará el concierto All` ombra dil sospetto, un repertorio italiano de los siglos XVII y XVIII.
    Lugar: Iglesia de San Francisco de Paula [ Paula No. 9 esquina a San Ignacio.]
    Telf: 860-4210.
    Hora:19:00:00

  • Proyecto Eriero Nkamá
    “Desde Usagaré Nandió a Itiá Nunkue: El mito traspasado”. Ponentes: Dr C. Ramón Torres Zayas y MSc. Rey Escobar.
    Lugar: Centro Hispanoamericano de Cultura [ Malecón No.17 entre Prado y Capdevila.]
    Telf: 860-6282/860-6290.
    Hora:50:00:00


  • Martes 18 de octubre

  • Maravillas de la naturaleza
    Maravillas de la naturaleza, conducido por el Dr. Humberto Cowley González.
    Lugar: Museo de Arte Colonial [ San Ignacio No. 61 entre Empedrado y O'Reilly.]
    Telf: 86-26440.
    Hora:10:00:00

  • Alma llanera
    La peña Alma llanera se celebrará con un amplio repertorio de la cancionística latinoamericana y universal presentado por el proyecto Amigos para Siempre.
    Lugar: Casa Simón Bolívar [ Mercaderes No. 156 e/ Obra Pía y Lamparilla.]
    Telf: 861-3988.
    Hora:10:00:00

  • Ciclo El sol no se puede tapar con un dedo
    La conspiración del silencio, filme alemán de Giulio Ricciarelli.
    Lugar: Cinematógrafo Lumiére [ Mercaderes No. 114 entre Obispo y Obrapía.]
    Telf: 866-4425.
    Hora:14:00:00
  • Este evento durará hasta el sábado 22 de octubre .

     
    Sesión solemmne de la Academia de la Historia

     CARLOS MANUEL DE CÉSPEDES: UNA APROXIMACIÓN A SU PENSAMIENTO NAVAL


    Pudiera parecer inusitado referirse al pensamiento naval de Carlos Manuel de Céspedes cuando es bien conocido que en el momento en que protagonizó el alzamiento del 10 de Octubre de 1868, dando inicio así a la lucha armada por la independencia de Cuba, no tenía ni formación teórica ni experiencia práctica como militar y mucho menos como marino.
    Sin embargo, negarle a Céspedes un pensamiento militar que, al igual que el de otros jefes cubanos, fue desarrollándose bajo la influencia de la práctica combativa, seria desconocer que la ciencia militar es mucho más que Táctica y que las cuestiones relacionadas con la Estrategia y la Construcción Militar de un país conducen necesariamente a la formación de un pensamiento militar tanto como la dirección de las acciones combativas. Unido a ello, en el caso de Cuba su condición de insularidad y la necesidad apremiante de adquirir, en aquellos inicios de la contienda, armamento y pertrechos en el exterior —que debían ser traídos por mar, burlando o forzando el bloqueo marítimo español—, conllevó a la formación de un pensamiento naval.
    Una prueba de lo anterior es lo expresado por Céspedes en fecha tan temprana como el 12 de enero de 1869, transcurridos apenas dos meses del inicio de la contienda y al otro día del incendio de Bayamo, en una carta a José Morales Lemus, quien fungía en ese entonces como representante en Washington de la Junta Revolucionaria de La Habana:
    «Deseo, como ustedes deben suponer, que todas las expediciones que se nos remitan lleguen con felicidad. Apruebo la compra de los dos buques de guerra de que me hablaron; pero no por eso desistan de comprar siquiera un monitor, porque aunque aquellos puedan prestar grandes servicios a la causa, éste sería un golpe de muerte a nuestros enemigos».1
    Lo anterior denota, además, que Céspedes estaba familiarizado con las últimas novedades de la construcción naval. El monitor2 a que se refiere en su carta era un buque de guerra blindado, armado con cañones de grueso calibre que fuera empleado por ambos bandos durante la Guerra de Secesión norteamericana recién terminada. España no poseía, en esos momentos en aguas cubanas buques capaces de enfrentársele con éxito.3 Dos buques de ese tipo habían sido vendidos a la República del Perú por el gobierno estadounidense y dadas las simpatías que el gobierno de esa nación había manifestado por la causa cubana se abrigaba la esperanza de un posible traspaso de esas unidades a manos cubanas.
    Céspedes sería insistente respecto a la adquisición de los monitores. El 17 de febrero de 1869, desde el cuartel general de La Larga, Riberas del Cauto, vuelve a escribir a Morales Lemus en estos términos:
    «(....) ustedes tienen razón, los artículos de primera necesidad para la insurrección son armas y pertrechos, pero no crean que son menos necesarias algunas formidables máquinas de guerra marítima para romper el bloqueo, pues carecemos de ropa, de calzado, de víveres y sobre todo de sal, todo lo cual podría venir con más seguridad si lo convoyase un buque de guerra. Lo mismo puede decirse de las armas y los pertrechos. Ya he respondido a la primera diciendo que necesitamos armas, pertrechos, ropa, calzado, víveres y sobre todo sal. Agregué a todo esto dos monitores y un ariete4». 5
    Lo que Céspedes preveía respecto a la vulnerabilidad de las expediciones se vio confirmado poco después, el 15 de marzo de 1869, cuando unidades españolas apresaron en aguas británicas de Bahamas a la goleta Mary Lowell con un cargamento de armas y pertrechos para los insurrectos cubanos. Este revés motivó a Céspedes a dirigirse de nuevo a Morales Lemus a través del entonces Secretario de Relaciones Exteriores, Cristóbal Mendoza, en carta fechada el 23 de abril de 1869:
    «(...) La experiencia ha demostrado recientemente en el caso de la Mary Lowell, cuan eventuales y arriesgadas son con la activa vigilancia que ejerce la Marina española en estas costas, las expediciones no convoyadas.
    En esta virtud, el compañero Presidente llama por conducto del Secretario que suscribe la atención de usted hacia la conveniencia de adquirir, de los primeros fondos que logre usted levantar, uno o más buques mayores monitores o fragatas blindadas, que convoyen aquellas y con los cuales se hallaría además la República en la posibilidad de adquirir y sostener algún puerto que hiciera más importante su situación respecto al extranjero».6
    Como puede apreciarse, Céspedes seguía insistiendo en la necesidad de adquirir buques de guerra modernos para formar una Marina. Y más allá, su amplia cultura y su visión del papel del mar en la contienda que se libraba se ponen de manifiesto además al enunciar su proyecto de ocupar y mantener un puerto. Esta idea fue el inicio de un plan encaminado a ocupar una de las bahías de la costa norte oriental. Se pensó en Puerto Padre, Manatí o Bañes, a la cual se le situaría una línea de defensa terrestre, organizada con tropas seleccionadas de infantería y artillería y otra línea hacia el mar, donde se ubicarían líneas de minas detonadas eléctricamente desde tierra para rechazar así los ataques y bloqueo marítimo del adversario. A esos efectos, se adquirieron las minas y se contaba con personal preparado para operarlas. Esta plan se frustro cuando la expedición del vapor Lilliam en cuyo cargamento estaban incluidas las minas y traía a los operarios fue detenida por las autoridades británicas en las Bahamas el 23 de octubre de 1869 y su carga incautada. Se trataba de la mayor expedición que se preparó durante la Guerra de los Diez Años.
    Respecto a este nuevo revés, el Secretario de Relaciones en funciones, Eduardo Agramonte Piña, siguiendo indicaciones de Céspedes escribió a Morales Lemus:
    « (…) La idea de asegurar uno de nuestros puertos en extremo importante bajo todos los conceptos dada nuestra situación geográfica. Pero para ello es indispensable una marina numerosa o cuya potencia supla el número que lo defienda contra los ataques por mar... De todos modos mientras no haya marina que lo apoye es imposible».
    Pero no es sólo Céspedes quien comprende la importancia del mar y de una Marina en la contienda que se libraba. Sirva de muestra el siguiente fragmento de una carta de Pedro (Perucho) Figueredo, el autor de nuestro Himno Nacional, dirigida a Ambrosio Valiente y fechada el 20 de julio de 1869:
    « (....) Necesitamos monitores ¿por qué no los han de facilitar Chile y Perú? Tan pronto consigamos seis u ocho buques de guerra de primera clase, la lucha habrá terminado. El mar es quien sostiene a España».7

    La primera acción naval cubana
    Influido por los éxitos alcanzados con el empleo del corso en las luchas independentistas de Latinoamérica, Céspedes consideró su utilización como una necesidad lógica de autodefensa y como vía para dificultar las comunicaciones marítimas del adversario. A tales efectos se redactaron las instrucciones correspondientes, se estableció un tribunal de presas y se expidieron patentes de corso en blanco firmadas por Céspedes.
    La necesidad apremiante de obtener barcos para armarlos y emplearlos como buques de guerra hizo surgir en un grupo de conspiradores constituido en el Club Revolucionario de La Habana la idea de apoderarse del vapor español Comanditario perteneciente a la Compañía General Cubana de Navegación y que efectuaba un viaje semanal con carga y pasaje entre los puertos de La Habana y Cárdenas. Varios de los oficiales y tripulantes del vapor participaban de las labores conspirativas, a ellos se sumaron un grupo de miembros del Club que embarcarían en calidad de pasajeros. A los participantes en la acción se les dotó de una de las patentes de corso mencionadas para legalizar el acto.
    El plan se puso en marcha el 23 de marzo de 1869. Una vez capturado el barco, pusieron proa al Banco de Cayo Sal en uno de cuyos cayos dejaron al capitán y a los tripulantes y pasajeros no implicados con víveres y agua para varios días y después se le cambió el nombre al buque por el de Yara, se izó la bandera cubana en el palo mayor y se puso rumbo a Bahamas, donde con la colaboración de la colonia cubana armarían al buque para la guerra. Sin embargo, después de varios días llenos de vicisitudes fueron localizados, el 31 de marzo —cuando se dirigían a Ragged Island para ponerse bajo la protección de un monitor peruano que allí se encontraba— en aguas británicas de Bahamas por la cañonera española Luisa. En esas circunstancias, los tripulantes del Yara vararon el vapor, le quitaron el collarín y cajetas de la hélice para que se inundara y abandonaron la nave, logrando escapar. En la huida uno de los botes zozobró perdiendo la vida dos de los captores, Francisco González Guerra e Ignacio Núñez, primeros mártires de la lucha por la independencia en el mar.
    Como respuesta inmediata y precipitada a la audaz acción del Comanditario (Yara) el Capitán General de la Isla, Domingo Dulce, dictó un decreto sobre piratería, según el cual los buques españoles podrían apoderarse en alta mar de cualquier nave sospechosa. Esto dio lugar a fuertes protestas por parte de Inglaterra, los Estados Unidos y otros países, lo que colocó al gobierno español en una difícil situación política y diplomática viéndose obligado a abolir el controvertido decreto poco tiempo después.
    Al gobierno de la República de Cuba en Armas la captura del Comanditario le tomó por sorpresa y como según los informes que recibió Juan Bautista Osorio aparecía como el principal de los captores, se le otorgó a este una patente de corso y el nombramiento como Capitán de Fragata. Ambos documentos se fecharon convenientemente. Juan Bautista Osorio es por tanto, el primer Capitán de Fragata de la Marina de Guerra Cubana.
    Aunque esta acción no alcanzó los objetivos propuestos, es justo señalar que los participantes en ella se vincularon de una u otra manera en casi todas las expediciones y acciones navales de los patriotas cubanos durante la Guerra de los Diez Años.

    El primer buque de guerra cubano
    Prosiguiendo los esfuerzos alentados por Céspedes por formar una Marina, la Junta Revolucionaria Cubana de Nueva York adquirió, en junio de 1869, el vapor Hornet para armarlo en guerra. Todo el proceso de compra se efectuó con la mayor discreción por el ciudadano estadounidense de origen cubano Femando Macías a un costo de 60 mil dólares, obtenidos en su mayor parte en colecta pública efectuada entre los emigrados.
    El buque adquirido había sido empleado, con el nombre de Lady Sterling, durante la Guerra de Secesión por los sudistas como forzador de puertos bloqueados. Desplazaba 1 800 toneladas; su eslora (largo) era de 240 pies, su manga (ancho) de 26 pies y calaba 24. Tenía ruedas de palas movibles, dos máquinas oscilantes, cuatro calderas horizontales con dos chimeneas y generaba 400 caballos de fuerza. Era de buen andar, pudiendo, sin mucho esfuerzo, hacer 16 nudos.
    La Junta, no se conoce por qué motivos, no ofreció el mando de la nave a cubanos, que algunos había de experiencia técnica y naval, y prefirió buscarlo entre marinos estadounidenses que habían participado en la recién concluida Guerra de Secesión y se dirigió al almirante norteamericano David Porter, al parecer «muy amigo de la causa cubana» en busca de consejo. El alto oficial estadounidense propuso para ocupar el cargo de Comandante del Honet a Edward Higgins, al cual se nombró Comodoro (Comandante en Jefe de las Fuerzas Navales de la República) con un sueldo de 10 mil dólares anuales y un por ciento de las piezas obtenidas en la mar.
    Cuando el Honet se aprestaba a salir al mar desde el puerto de Filadelfía con destino a Halifax, Canadá, comenzaron las complicaciones con las autoridades norteamericanas, que lo detuvieron por 11 días bajo torpes acusaciones. En Halifax no lo esperó mejor suerte, pues el cónsul español se empeñó en crear todo tipo de dificultades en lo concerniente al buque.
    Para evitar problemas con las autoridades estadounidenses y cumplir con las estipulaciones del convenio de neutralidad que ese país tenía firmado con España, se armó al Honet, con ocho cañones de diferentes calibres, en aguas internacionales, donde se le cambió el nombre por el de Cuba.
    Sin haber cumplido su primera misión, Higgins, su comandante, alegó que tenía falta de carbón y fondeó el 2 de octubre de 1869, en las proximidades de un fuerte norteamericano en Wilmington, el que informó de la presencia de un buque sospechoso. Las autoridades de Wilmington enviaron rápidamente a una unidad naval que detuvo al buque cubano. Los oficiales fueron llevados a juicio, el buque se desmanteló y comenzó un dilatado proceso judicial durante el cual los cubanos tuvieron que invertir esfuerzos y recursos. El Honet sólo pudo emplearse en una expedición que desembarcó en Punta Brava, Las Tunas, el 7 de enero de 1871.
    Al resumir los hechos relacionados con el Hornet, el historiador español Emilio Soulere expresó:
    «Sea de ello lo que quiera, no es posible desconocer que el gobierno de Washington acaba de prestar un nuevo servicio a la causa de España en Cuba».8

    La solidaridad peruana
    La amenaza de una restauración del imperio colonial en América y las simpatías que despertaban en los sectores populares la lucha que libraban los patriotas cubanos, determinaron que la mayoría de los países latinoamericanos ofrecieran el apoyo moral y material, que cabía dentro de sus posibilidades, a la revolución cubana. Las repúblicas de Chile (30 de abril de 1869), Venezuela (11 de mayo de 1869), Perú (11 de mayo de 1869), Bolivia (10 de julio de 1869), Colombia (14 de mayo de 1870), El Salvador (9 de septiembre de 1871) y el Imperio de Brasil (9 de septiembre de 1871), reconocieron el derecho beligerante del pueblo cubano. La República del Perú dio un paso al frente y el 13 de agosto de 1869 le extendió su reconocimiento de nación libre y soberana a la Cuba revolucionaria. Este decreto fue de suma importancia pues incorporaba al gobierno de la República en Armas a la comunidad jurídica internacional. Pocos meses después del reconocimiento el gobierno peruano entregó al primer representante diplomático cubano en Lima, Ambrosio Valiente, la cantidad de 80 000 pesos.
    También como se ha señalado anteriormente, se realizaron negociaciones con el gobierno peruano para la obtención de buques de guerra. En los contactos sostenidos por Valiente con el Presidente Balta, este último se manifestó dispuesto a entregar a los cubanos los monitores Atahualpa y Manco Capac y la corbeta Unión; además, preparó y garantizó la emisión de una serie de bonos cubanos por valor de 5 millones de soles que se utilizarían en la compra de los buques de guerra, y el resto serviría para la adquisición de material de guerra su ulterior envío a Cuba.
    Los monitores, construidos en los Estados Unidos, aún no habían sido entregados al Perú. El gobierno norteamericano al tener noticia de cuál sería el destino de esas naves condicionó su entrega a que no fueran empleadas para hostilizar a España. Con esta medida el gobierno del presidente Ulises Grant demostraba, una vez más su apoyo a la presencia colonial de España en Cuba.
    Al saberse de las presiones norteamericanas, se intentó la variante de que el Perú cediera los buques a Nicaragua, y ésta, a los cubanos. Pero el gobierno estadounidense, también mediante presiones, lo impidió. De todo aquel proyecto, sólo pudo lograrse el traspaso a los cubanos del vapor Rayo, realizado por intermedio del nicaragüense Lorenzo Montufar. Este buque no pudo ser empleado por los independentistas permaneciendo en puertos sudamericanos hasta el fin de la guerra.
    De los monitores sólo quedó la ilusión de obtenerlos y la arribada forzosa de uno de ellos —el Manco Capac— a bahía de Naranjo, en la costa norte de Oriente, zona controlada por los patriotas, sirvió para que las tropas de los generales Marcano y Peralta confraternizaran con su tripulación. Después de reabastecerse de víveres y combustible, se alejó de las costas cubanas. El hecho motivó una carta de Céspedes a Morales Lemus, fechada en Guáimaro el 15 de abril de 1869, en uno de cuyos párrafos expresaba:
    «(...) Según parece el Gobierno peruano trata de deshacerse de esa magnífica máquina de guerra y abrigo la convicción de que adquirida por nosotros no era dudoso el triunfo más rápido y completo».
    Una prueba más del apoyo a la causa cubana por parte del gobierno del Perú fue la solicitud que hizo al gobierno de los Estados Unidos del embargo de la entrega de las 30 cañoneras que, a partir del 19 de mayo de 1869, se construían para España en astilleros norteamericanos y que habían sido proyectadas especialmente para su empleo en aguas cubanas. El gobierno peruano fundamentaba su petición en el hecho de que aún estaba vigente el estado de guerra entre su nación y España y las cañoneras podían utilizarse en hostilizar las plazas costeras del Perú o, en última instancia, liberar buques de mayor porte en Cuba que podían ser trasladados al Pacífico para realizar actividades navales contra ellos.
    En esas circunstancias, el gobierno norteamericano se vio obligado al embargo de las cañoneras el 3 de agosto de 1869, pero a pesar de ello se continuó su construcción a un ritmo acelerado. El 10 de diciembre de ese propio año, cuando «casualmente» estaban casi todas las cañoneras listas para zarpar hacia Cuba, el embargo fue levantado. Las primeras cañoneras, para júbilo de españoles e integristas, arribaron a La Habana a mediados de ese mes.

    Un balance final
    Los proyectos navales del Padre de la Patria cubana, Carlos Manuel de Céspedes no pudieron materializarse. Los sucesivos percances sufridos por los revolucionarios cubanos en sus intentos de crear una marina de guerra, junto a un sistema de corso que asegurara el abastecimiento de armamentos, municiones y vituallas, tuvieron su causa en un conjunto de factores entre los cuales se pueden considerar como principales:
    I. El indiscutible poderío de España y su experiencia, en especial la de sus servicios secretos.
    II. La actitud a veces dual y otras veces francamente hostil del gobierno de los
    Estados Unidos.
    III. Los manejos de los elementos anexionistas y reformistas que se adueñaron de la diligencia de la emigración.

    Respecto a la conducta de los estadounidenses expresó Céspedes en carta a José Manuel Mestre:
    «(…) Por lo que respecta a Estados Unidos, tal vez esté equivocado pero en mi concepto su gobierno a lo que aspira es a apoderarse de Cuba sin complicaciones peligrosas para su nación».
    Respecto a la conducta de los anexo-reformistas resulta esclarecedora la denuncia del patriota José de Armas y Céspedes en su discurso del 3 de febrero de 1870 en Nassau, Bahamas:
    “(…) Remitir a Céspedes armas en pequeñas cantidades (...) impedir que salgan corsarios y buques de guerra (...) y atender solamente la cuestión diplomática para cuando estén destruidos los españoles y nuestros enemigos, entregamos a los americanos (...) no convenía que hubiese un buque de guerra en la mar y convinieron con el comandante del Cuba que lo metiera en un puerto de los Estados Unidos».

     

    Gustavo Placer Cervera
    Académico de Número
    de la Academia de la
    Historia de Cuba

    ____________________________________

    1. Colección Coronado.
    2. Monitor: Buque blindado, de poco calado, armado con escaso número de cañales, pero de gran calibre. El primer buque de este tipo fue el Mérrimae empleado en la Guerra de Secesión norteamericana por las fuerzas del Sur para batir a los buques del Norte que bloqueaban Hampton Roads. El barco que dio nombre a esta clase, construido por las del Norte, fue el Monitor, con blindaje de 200 mm, en el costado hasta debajo de la línea de flotación y armado de una torre giratoria de 280 mm. Este barco batió al Merrimac en el mismo sitio de su resalante victoria.
    3. Al iniciarse la guerra, los buques con que contaba el Apostadero Naval de La Habana eran 5 fragatas, 1 corbeta y 14 vapores de diversas caracterísítcas táctico-técnicas. Estas fuerzas eran insuficientes para efectuar de manera efectiva el control y vigilancias de las costas cubanas y sus mares adyacentes.
    4. Ariete: Buque de vapor, blindado y con un espolón muy reforzado y saliente, para embestir caí empuje a otras naves y echarlas a pique.
    5. Colección Coronado.
    6. Colección Coronado, Legajo XXI, doc. 7.
    7. Colección Coronado.
    8. SOULERE, Emilio: Historia de la insurrección en Cuba.

     
    Presentan libro Mujeres en la fotografía cubana

     El libro Damas, esfinges y mambisas: mujeres en la fotografía cubana (1840-1902) recoge más de un centenar de fotografías procedentes de fondos cubanos, como el Archivo Nacional, la Biblioteca Nacional José Martí y la Fototeca Histórica de la Oficina del Historiador, además de fondos extranjeros.

    Damas, esfinges y mambisas: mujeres en la fotografía cubana (1840-1902), constituye la primera revisión de la presencia femenina en las imágenes fotográficas producidas en Cuba. Su registro cronológico abarca desde la entrada de la fotografía en la Isla (1840), hasta el fin de la primera intervención norteamericana con la fundación de la República (1902). Se incluyen aquí tanto imágenes producidas por cubanos como por peninsulares, extranjeros asentados en Cuba o reporteros de tránsito.
    Un centenar de imágenes protagonizadas por mujeres, se aúnan para traslucir —bajo un enfoque de género— códigos y arquetipos de representación femenina en la fotografía cubana del siglo XIX. Organizadas en seis sesiones para una mejor y fluida lectura, estas imágenes revelan mujeres frente al lente, bajo el predominio de la mirada masculina, que desnudan el patrón de género autoasumido social y artísticamente. La selección rescata fondos procedentes de importantes archivos institucionales y colecciones privadas, nunca antes mostrados como conjunto.
    Damas, esfinges y mambisas... propone nuevas coordenadas en las lecturas históricas acerca de las mujeres, afamadas o no: su relación con la época y los estigmas sociales, con la práctica artística y su postura ideoestética. Estas tipificaciones van desde el tradicional retrato hasta el simbolismo o las asociaciones identitarias de la publicidad; desde la política o la memoria familiar y colectiva en uso hasta la historia contemporánea.

    Palabras de contraportada
    Damas, esfinges y mambisas: Mujeres en la Fotografía Cubana
    (1840-1902)

    Presentación del libro Damas, esfinges y mambisas: mujeres en la fotografía cubana (1840-1902). De izquierda a derecha, Vitalina Alfonso, editora de Boloña; Zaida Capote Cruz, investigadora titular del Instituto de Literatura y Lingüística; Lesbia Vent-Dumois, presidenta de la asociación de artes plásticas de la UNEAC; Grethel Morell Otero, autora del libro, y Claudia Hernández Cabrera, diseñadora del volumen. (Foto: Cortesía de Ediciones Boloña).

     

     
    Festival Mozart-Habana 2016

     Además de su sede principal, el Oratorio San Felipe Neri, este festival también contará con otros espacios como: la Basílica Menor de San Francisco de Asís, el Teatro Martí, el Aula Magna del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana y la Casa Víctor Hugo.

    Domingo 16 de octubre:
    4:00 p.m., en el Teatro Martí: Presentación de la compañía Danza Espiral (Matanzas), con coreografía y dirección de Liliam Padrón.
    6:00 p.m., en el Oratorio San Felipe Neri: Música de cámara, por el cuarteto de cuerdas Crisantemi (Danielle González, José Luis Rubio, Adriel David Rodríguez, Adriana Rodríguez), Marita Rodríguez (piano) y Vicente Monterrey (clarinete). Invitados: Arístides Ariel Porto (clarinete), Osmany Hernández (fagot), Claudia Toledo (oboe), Susana Venereo (corno) y Maray Villeya (clarinete). Compositores: Franz Schubert y W.A. Mozart.
    Lunes 17 de octubre:
    10:00 a.m. a 1:00 p.m., en el Lyceum Mozartiano de La Habana: Clases magistrales de instrumentos de vientos (Holanda).
    7:00 p.m., en el Oratorio San Felipe Neri: Recital de piano y violín, con el violinista Benjamin Schmid (Austria) y la pianista Ariane Haering (Suiza). Composiciones: W.A. Mozart y H. W. Henze.
    Martes 18 de octubre:
    10:00 a.m. a 1:00 p.m., en el Lyceum Mozartiano de La Habana: Clases magistrales de violín, impartidas por Benjamin Schmid (Austria); y clases magistrales de piano, impartidas por  Michelle Schumann (Estados Unidos).
    3:00 p.m., en el Aula Magna del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana: Presentación del quinteto de vientos Ventus Habana (Dir. Alina Blanco) y la Schola Cantorum Coralina (Dir. Alina Orraca). Invitados: Antonio Dorta (clarinete), Osmany Hernández (fagot) y Pedro Luis González (corno). Solista: Maray Viyella. Compositores: W. A. Mozart, Franz Schubert y Ludwig van Beethoven.
    7:00 p.m., en el Oratorio San Felipe Neri: Música de Cámara, por los clarinetistas Florent Heau (Francia), Lester Chio (Cuba) e invitados. Compositores: Felix Mendelssohn, W. A. Mozart.
    Miércoles 19 de octubre:
    10:00 a.m. a 1:00 p.m., en el Lyceum Mozartiano de La Habana: Clases magistrales de violín y cello, impartidas por  la Camerata Alférez Real de Cali (Colombia).
    3:00 p.m., en el Oratorio San Felipe Neri: Música de Cámara, por  las pianistas Paula Suárez y Mayté Aboy. Invitados: Roberto Mario de la Maza (cello), Arístides Ariel Porto (clarinete) y Desirée Justo (violín). Compositores: W.A. Mozart, Franz Schubert y Max Reger.
    6:00 p.m., en la Basílica Menor de San Francisco de Asís: Recital de piano, por  Roberte Mamou (Bélgica). Compositor: W.A. Mozart.
    8:00 p.m., en la Casa Víctor Hugo: Concierto del clarinetista Lester Chio con la interpretación de danzas de países del Este, tangos de Piazzolla, música francesa, española y cubana y el  Quinteto para clarinete y el Cuarteto de cuerdas, de W.A.Mozart. Tendrá como invitados a las violinistas Lilliam Llanes y Camila Martel (Cuba), en la viola, Anolan Gonzalez (Cuba), el cellista Roberto Mario de la Maza Morales (Cuba), los clarinetistas Florent Héau (Francia), Maria Wong (Hong Kong) y Vicente Monterrey (Cuba).
    Jueves 20 de octubre:
    10:00 a.m. a 1:00 p.m., en el Lyceum Mozartiano de La Habana: Clases magistrales de piano, impartidas por Roberte Mamou (Bélgica).
    2:00 p.m. a 5:00 p.m., en el Lyceum Mozartiano de La Habana: Clases magistrales de instrumentos de cuerdas, impartidas por Quirijn van Regteren Altena Contrabajo (Holanda).
    3:00 p.m., en el Aula Magna del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana: Música de Cámara, con la presentación de Nederlands Blazers Ensemble (Conjunto de Vientos Holandeses), la Orquesta de la Escuela Paulita Concepción, la directora Libia Hernández y la pianista Lianne Vega. Compositores: Ludwig van Beethoven y W. A. Mozart.
    7:00 p.m., en el Oratorio San Felipe Neri: Música de Cámara, con la pianista Michelle Schumann (Estados Unidos) y el violinista Charles Wetherbee (Estados Unidos). Compositores: Arthur Foote, David Lang, John Adams y Eduard Griegor.
    Viernes 21 de octubre:    
    10:00 a.m. a 1:00 p.m., en el Lyceum Mozartiano de La Habana: Clases magistrales de violín, impartidas por Charles Wetherbee (EE.UU.)
    7:00 p.m., en el Oratorio San Felipe Neri: Presentación del dúo AR.CO, integrado por la violinista Tatiana Tchijova (Rusia) y la pianista Dora De Marinis (Argentina), junto a  la Camerata Alférez Real de Cali (Colombia). Compositor: W. A. Mozart.
    Sábado 22 de octubre:
    4:00 p.m., en el Oratorio San Felipe Neri: Concierto de la Orquesta Sinfónica Infantil, integrada por estudiantes de las escuelas de música, con la dirección de Rocío Calle. Compositores: W.A. Mozart y Joseph Haydn.
    6:00 p.m., en la Basílica Menor de San Francisco de Asís: Concierto de la Camerata Romeu, a cargo de su directora Zenaida Romeu. Tendrá como invitado al clarinetista Florent Heau (Francia). Compositor: W. A. Mozart.
    Domingo 23 de octubre:
    8:30 p.m., en el Teatro Martí: Concierto de clausura  a cargo de la Orquesta Sinfónica del ISA adjunta al Lyceum Mozartiano. Tendrá como director invitado a Ronald Zollman (Bélgica). Compositores: Joseph Haydn y W.A. Mozart.

     

    Este semanario digital de Opus Habana se complementa con la página web www.opushabana.cu y sus artículos salen publicados en la versión impresa de dicha revista.
    Si recibió este semanario a través de otra persona (forward) y quiere suscribirse personalmente,
    envíenos un e-mail a la dirección boletin-alta@opus.ohc.cu
    Si quiere dejar de recibir este servicio informativo, envíenos un e-mail a la dirección boletin-baja@opus.ohc.cu
    En ambos casos el contenido del asunto, así como del cuerpo del mensaje, es irrelevante; puede dejarlos en blanco.

    Reciba un saludo del colectivo de la revista Opus Habana (Oficina del Historiador de la Ciudad)
    que, dirigida por Eusebio Leal Spengler (Historiador de la Ciudad), integran:

    Argel Calcines (Editor general); Celia Maria González (Editor Ejecutivo);
    María Grant, Lidia Pedreira, Mileny Zamora Barrabi,
    Susell G. Casanueva y Dianet Armenteros Guzmán(Redacción);
    Yadira Calzadilla y Lizzett Talavera (Diseño gráfico);
    Osmany Romaguera (Programación y Web).

    Edificio Santo Domingo.Calle Obispo entre Mercaderes y San Ignacio,La Habana Vieja
    Teléfonos: (53) 78669281 / 78639343 / 78660777
    E-mail:
    redaccion@opus.ohc.cu