Semanario Especial Opus Habana : Opus Habana. Semanario Digital.
CLAVES CULTURALES DESDE EL CENTRO HISTÓRICO
Boletín Especial  
 
 Martes 24 de noviembre



     

VIII Graduación del Colegio Universitario San Gerónimo.
El pasado viernes 20 de noviembre tuvo lugar la VIII graduación de la Licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico-Cutural; en esta ocasión dedicada a Eusebio Leal, el eterno Maestro Mayor. La ceremonia fue realizada en la Basílica Menor del Convento San Francisco de Asís, donde también se otorgaron los títulos de los programas de Maestría implementados por el Colegio. El evento estuvo amenizado por la Camerata Romeu y por el conjunto Ars Longa. Para concluir, el Dr. Félix Julio Alfonso pronunció unas palabras que dejamos a su disposición.

Descargar PDF

Leer más en Habana Radio

Leer más en Habana Cultural



 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en: sitio web opushabana )


Colegio San Gerónimo de La Habana celebra su séptima graduación
Bajo el título, «Aniversario 500 de La Habana», hoy viernes 5 de julio tuvo lugar la VII Graduación de la Licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico-Cutural, impartida en el Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, en el Aula Magna de dicha institución. Asimismo, se efectuaron las graduaciones de la Maestría en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico-Cultural y de la Maestría en Gestión del Patrimonio Histórico-Documental de la Música.



 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en: sitio web opushabana )


Todo comienza ahora
Tras haber destinado seis años de sus vidas al estudio de una extensa y consagrada carrera que les aportara los conocimientos y las herramientas precisas para contribuir a la preservación del patrimonio nacional, estudiantes del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana tuvieron este miércoles 11 de julio su acto de graduación. En el Aula Magna de ese histórico edificio, la ceremonia coincidió con el 218 aniversario del natalicio del insigne pensador y pedagogo José de la Luz y Caballero, cuya impronta debe constituir una verdadera inspiración para cada cubano y, en especial, para aquellos que se incorporan a la vida profesional.



 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en: sitio web opushabana )


Quinta graduación del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana
La quinta graduación de la licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico-Cutural, que es impartida en el Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, adscrito a la Universidad de La Habana, tuvo lugar el martes 11 de junio en la Basílica Menor de San Francisco de Asís. Asimismo, se efectuó la primera graduación de la Maestría en Gestión del Patrimonio Histórico-Documental de la Música.



 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en: sitio web opushabana )


IV Graduación del Colegio Universitario
«Cuando se reparte el alimento, queda menos; cuando se comparten las riquezas, quedan menos, pero cuando se transmite la sabiduría, se multiplica», señaló Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad, este martes 12 de julio durante la ceremonia a propósito de la IV graduación de Licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico-Cultural, carrera del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana.



 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en: sitio web opushabana )


Colegio San Gerónimo de La Habana celebra su tercera graduación
Dedicada al eminente historiador, profesor y periodista cubano José Luciano Franco Ferrán, la tercera graduación de la licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico Cultural se celebró el jueves, 16 de julio, en el Aula Magna del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana.



 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en: sitio web opushabana )


Graduación del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana
Dedicada a la investigadora Hortensia Pichardo Viñals, la segunda graduación de la licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico Cultural se celebró este jueves, 17 de julio, en el Aula Magna del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana. Las palabras centrales estuvieron a cargo del Coordinador Asistente del Colegio, Dr. C. Félix Julio Alfonso López. En nombre de los estudiantes, habló Laura García Méndez, título de oro y graduada integral en Docencia.



 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en: sitio web opushabana )


Primera graduación del Colegio Universitario San Gerónimo
Este miércoles 17 se realizó la primera graduación de la Licenciatura en Preservación y Gestión del patrimonio histórico cultural del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, en la Basílica Menor del convento de San Francisco de Asís.



 ...  ampliar en este Semanario

( Leer esta información en: sitio web opushabana )


 
VIII Graduación del Colegio Universitario San Gerónimo.

 La presente edición lleva el nombre de Eusebio Leal Spengler, a manera de homenaje al Maestro Mayor del Colegio.

El pasado viernes 20 de noviembre tuvo lugar la VIII graduación de la licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico-Cutural; en esta ocasión dedicada a Eusebio Leal, el eterno Maestro Mayor. La ceremonia fue realizada en la Basílica Menor del Convento San Francisco de Asís, donde también se otorgaron los títulos de los programas de Maestría implementados por el Colegio. El evento estuvo amenizado por la Camerata Romeu y por el conjunto Ars Longa.

Redacción Opus Habana

 

Arriba: El Doctor Félix Julio Alfonso durante las palabras de clausura de la ceremonia. Debajo: Graduados en la Licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico-Cultural. Fotos: Néstor Martí.
 
Colegio San Gerónimo de La Habana celebra su séptima graduación

«Cuando dedicamos nuestros mejores tiempos a cosas buenas y hermosas, somos privilegiados al recoger el fruto», expresó el Maestro Mayor, Eusebio Leal Spengler.

Bajo el título, «Aniversario 500 de La Habana», hoy viernes 5 de julio tuvo lugar la VII Graduación de la Licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico-Cutural, impartida en el Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, en el Aula Magna de dicha institución. Asimismo, se efectuaron las graduaciones de la Maestría en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico-Cultural y de la Maestría en Gestión del Patrimonio Histórico-Documental de la Música.
Este año estuvo dedicado al 130 aniversario del natalicio de Emilio Roig de Leuchsenring, quien fuera el primer historiador de La Habana y fundador de la Oficina del Historiador; al 150 de la proclamación de la Constitución de Guáimaro; a los 60 años del triunfo de la Revolución Cubana y en homenaje especial a los 5 siglos de fundación de la otrora Villa de San Cristóbal.
El acto estuvo presidido por los miembros de la Dirección del Colegio: Dr. Eusebio Leal Spengler, Maestro Mayor; el Doctor Félix Julio Alfonso López, Coordinador Asistente; y la Doctora Diana Mondeja González, Vicedecana de Investigación, Postgrado y Relaciones Internacionales. Asistieron también a la ceremonia, representando a la Universidad de La Habana; el Dr. Dionisio Zaldívar Silva, Vicerrector Primero; y la Dra. Zareska Martínez Remigio, Secretaria General.
Como es costumbre, el Dr. Leal hizo uso de la palabra, y dirigiéndose a los estudiantes aseveró: «Es realmente un momento muy emocionante. Ha terminado un proceso que al perecer fue breve, pero fue largo. Seis años es realmente, en el tiempo de la vida, expresión de una vocación, de superación, de un deseo de dar un paso adelante y encontrar explicación para tantas cosas».
«Hoy para ustedes y para nosotros comienza y termina un camino», agregó Leal y terminó su discurso con la siguiente frase: «Qué cosa más hermosa es fundar. El desafío que nos pide hoy la Patria es ese: fundar. Dedíquense a eso. Cuando dedicamos nuestros mejores tiempos a cosas buenas y hermosas; cuando se sabe amar y vivir, se sabe sembrar y, como en el día de hoy, somos privilegiados al recoger el fruto». De esta manera, exhortó a los nuevos profesionales a poner en práctica la habilidades adquiridas en su etapa estudiantil. Además, anunció la intención de crear un segundo perfil de salida para la carrera, utilizando como sede el inmueble donde radicaba el Convento de Santa Clara.
A nombre de los egresados de la Licenciatura, Paola Hornedo, graduada más integral, expresó: «Gracias a todos los profesores, que nos han regalado desde el primer día sus conocimientos, el trabajo acumulado de muchos años de experiencia, horas de dedicación y esfuerzos entregados con el corazón. Infinitas gracias por esa labor, tendrán nuestra admiración para siempre».
En esta graduación fueron reconocidos como Títulos de Oro los ex estudiantes Paola Hornedo Rivero, Patricia Ballote Álvarez, Susel Rodríguez Vega y Lázaro Manuel Alemán Estrada.También recibieron sus diplomas los graduados de la Maestría en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico-Cultural y de la Maestría en Gestión del Patrimonio Histórico-Documental de la Música, vinculada al Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas. Esta última presentó sus trabajos de defensa en el marco del II Taller Internacional de Patrimonio Musical.
Posteriormente se le hizo entrega del Título de Doctor en Ciencias Técnicas al profesor auxiliar Sergio Raymant Arencibia Iglesias, por parte de la Dra. Diana Mondeja González, fundadora del Colegio. Como parte de la actividad, el Grupo Vocal Sine Nomine realizó una interpretación para el deleite de los presentes. Para concluir, como cada año, la agrupación invitada entonó el himno del Colegio.

Olivia Rodríguez García

Opus Habana

 

 

De arriba hacia abajo: Egresados de la Licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico-Cultural y egresados de las maestrías en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico-Cultural, y Gestión del Patrimonio Histórico-Documental de la Música. Debajo, imagen izquierda: profesores y público asistente al acto. Imagen derecha: Agrupación Vocal Sine Nomine.

 

 
Todo comienza ahora

Tras haber destinado seis años de sus vidas al estudio de una extensa y consagrada carrera que les aportara los conocimientos y las herramientas precisas para contribuir a la preservación del patrimonio nacional, estudiantes del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana tuvieron este miércoles 11 de julio su acto de graduación.
En el Aula Magna de ese histórico edificio, la ceremonia coincidió con el 218 aniversario del natalicio del insigne pensador y pedagogo José de la Luz y Caballero, cuya impronta debe constituir una verdadera inspiración para cada cubano y, en especial, para aquellos que se incorporan a la vida profesional.

El acto estuvo presidido por la Doctora Norma Barrios, Vicerrectora docente de la Universidad de La Habana; el Doctor Eusebio Leal Spengler, Maestro Mayor del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana y el Doctor Félix Julio Alfonso, vicerrector de dicho centro educacional.
Las palabras iniciales estuvieron a cargo de Israel Corrales Vázquez, mejor graduado del presente curso, quien en nombre de sus compañeros aseguró sentirse orgulloso de haber estudiado en tan prestigioso Colegio.



«Es nuestro deber llevar cada enseñanza en el corazón y ponerlas en práctica, especialmente aquellas que no se enseñan en un libro, sino desde la experiencia. Nuestros profesores nos brindaron más de lo que en una cátedra se puede enseñar y por lo que estaremos eternamente agradecidos: por los valores, por la excelencia y el ejemplo de profesionales que hoy queremos ser», afirmó.
El emotivo encuentro también contó con el discurso del Historiador de la Ciudad, Doctor Eusebio Leal Spengler, quien convidó a los nuevos profesionales a reflexionar que «el bien supremo que hoy reciben no es precisamente el pergamino que lo avala, sino la posesión real de esa lámpara que nos permitirá, por el camino arduo de la vida, marchar con la certeza de que conocemos nuestro destino».


Sus palabras constituyeron una última clase magistral, en la que el también rector del Colegio universitario recordó que «la memoria no es constatable con un hecho material; la memoria es la expresión de un recuerdo, la expresión de cosas que hemos vivido. Así es la historia: la acumulación de acontecimientos vividos que se convierten en derroteros, en enseñanzas, en métodos para la vida, sin lo cual andaríamos por ella virtualmente ciegos (…) Eso buscamos: tener un sentido para nuestras vidas. Si la vida no tiene sentido perderíamos el tiempo, perderíamos por completo la posibilidad de creer que la vida es útil para algo. Hay que tener motivaciones, anclajes, hay que tener virtudes que se hacen cívicas en la medida en que son compartidas por una comunidad humana, en este caso la de nuestra Patria, Cuba; la de nuestra ciudad, que el próximo año conmemora su 500 aniversario».



El momento fue propicio para rememorar, en el año del 150 aniversario del inicio de las luchas por la independencia de Cuba, a los mártires universitarios que entregaron sus vidas por ese propósito, de los cuales muchos de ellos estudiaron en el mismo sitio donde se erige actualmente el Colegio del que egresan hoy.
La VI graduación en la Licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico Cultural tuvo como premisa rendir homenaje al abogado, profesor e intelectual cubano Francisco González del Valle, quien dedicó su vida al mejoramiento de la enseñanza en nuestro país.


En este sentido, Leal exhortó a los recién graduados a tomar el ejemplo de este ilustre maestro, así como de los mártires universitarios cubanos, para evocar, cada día, ese modelo de hombre capaz de servir a la patria y a la humanidad y auguró: «Todo comienza ahora. Cuando se termina algo es que comienza otra cosa. Ahora hay un nuevo comienzo. Manténganse firmes en esa idea, desafíen todas las tentaciones; no cultiven nunca la mala virtud de la envidia, más bien cultiven la gratitud que es la más hermosa de todas.»

Al culminar el acto de graduación, los recién egresados entregaron un anillo al Historiador de la Ciudad de La Habana, Doctor Eusebio Leal Spengler, como símbolo de los logros alcanzados a lo largo de su vida estudiantil y muestra de agradecimiento por contribuir a la educación de los jóvenes cubanos.

Maria Karla Villar Mora
Habana Radio

 
Quinta graduación del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana

La quinta graduación de la Licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico-Cultural estuvo dedicada al destacado historiador y pedagogo cubano Fernando Portuondo del Prado.

La quinta graduación de la Licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico-Cutural, que es impartida en el Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, tuvo lugar el martes 11 de junio en la Basílica Menor de San Francisco de Asís. Conjuntamente se efectuó la primera graduación de la Maestría en Gestión del Patrimonio Histórico-Documental de la Música, que también es impartida en esta facultad adscrita a la Universidad de La Habana (UH).
Presidieron el acto Gustavo Cobreiro, Rector de la UH; el Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal Spengler, Maestro Mayor del Colegio Universitario, y Homero Acosta, Secretario del Consejo de Estado, quienes entregaron el título académico a todos los graduados.
A nombre de los egresados en la Licenciatura en Preservación y Gestión, hizo uso de la palabra Amalia Rojas Mirabal, graduada más integral: «Hoy terminamos una etapa y comenzamos otras diversas, tanto como nosotros mismos. Nos queda mucho por delante, pero San Gerónimo nos ayudó a dar el primer paso. Por eso no podemos olvidar que el Colegio Universitario significa una oportunidad para el estudio patrimonial desde la academia. Su permanencia es imprescindible para el reconocimiento de esa especialidad vital en la historia y la cultura cubanas y universales».
Al hablar, Leal Spengler expresó a quienes han sido sus alumnos: «Quisiera que vean siempre en la distancia; que no sean vigilantes, sino vigías. El vigilante mira a través de una tronera un espacio limitado del campo. El vigía está en lo alto, ve en el horizonte, escruta en el tiempo y da la noticia con anticipación. Eso quisiera que fueran, anticipados en su tiempo».
También los exhortó a creer firmemente en la virtud, «como escribiera José Martí en la emotiva dedicatoria a su hijo en el libro Ismaelillo: “tengo fe en el mejoramiento humano, en la vida futura, en la utilidad de la virtud y en ti”. “En ti” quiere decir en ustedes. Creemos en ustedes, y creo yo personalmente». Y antes de finalizar, les aseguró: «Cuba los necesita. No olviden nunca. Tengan memoria. Podrán ocurrir naufragios, derrumbes, entrarán toros, ovejas, caballos y pulgas, pero al final triunfaremos».
La quinta graduación de la Licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico-Documental estuvo dedicada al destacado historiador y pedagogo cubano Fernando Portuondo del Prado. En la cita estuvieron presentes, además, el padre dominico Manuel Uña Fernández, en representación de la orden fundadora de la Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo de La Habana; varias personalidades de la cultura cubana, directivos de la Oficina del Historiador y de la Universidad de La Habana, estudiantes y profesores del Colegio Universitario y familiares de los graduados.

Redacción Opus Habana

 

Arriba, de izquierda a derecha: Homero Acosta, Secretario del Consejo de Estado; Gustavo Cobreiro, Rector de la Universidad de La Habana, y Eusebio Leal, Historiador de la Ciudad y Maestro Mayor del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana. Recibe su diploma Amalia Rojas Mirabal, graduada más integral de la quinta promoción de la Licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico-Cultural.

 

Arriba: quinta graduación de la Licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico-Cultural. Debajo: primera graduación de la Maestría en Gestión del Patrimonio Histórico-Documental de la Música. 
 
IV Graduación del Colegio Universitario

 Esta IV graduación lleva por nombre Enrique Gay-Calbó en honor al destacado historiador, profesor y periodista cubano.

«Cuando se reparte el alimento, queda menos; cuando se comparten las riquezas, quedan menos, pero cuando se transmite la sabiduría, se multiplica», señaló Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad, este martes 12 de julio durante la ceremonia a propósito de la IV Graduación de Licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico-Cultural, carrera del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana. El acto tuvo lugar en el aula magna de la institución y, además de Leal, estuvo presidido por la Dra. Zarezka Martínez Remigio, secretaria general de la Universidad de La Habana y el Dr. Félix Julio Alfonso López, coordinador asistente del Colegio.
Ante la presencia de académicos, profesores, familiares y amigos, a los graduados les fue reconocido su esfuerzo de seis años de estudios nocturnos, después de la jornada laboral. A su vez, con el discurso de Pablo Alejandro Suárez Marrero, graduado integral, los recién licenciados agradecieron la confianza que sus maestros e institución en general depositaron en ellos, al tiempo que se puso de manifiesto la deuda de gratitud: «Nos toca devolver a la Patria todo aquello que nos dio mediante la salvaguarda del legado de antaño. Desde el ámbito del patrimonio histórico-cultural contribuiremos a consolidar la identidad de la nación, tributando a la formación de seres humanos conscientes del pasado, consecuentes con el presente y proyectados al futuro».
En su intervención, el Maestro Mayor del Colegio Universitario y también Director de la Red de Oficinas del Historiador y el Conservador de las Ciudades Patrimoniales de Cuba, felicitó a los estudiantes por sus resultados y reflexionó sobre la nueva vida que les espera y sus compromisos ante este momento histórico. De igual modo les exhortó a «tener los ojos grandes y abiertos para poder contemplar la verdad y el mundo, porque solo la verdad nos hace libres».
Con obras del culto mariano, que interpretó el Conjunto de Música Antigua Ars Longa —bajo la dirección de la maestra Teresa Paz—, culminó esta IV Graduación nombrada Enrique Gay-Calbó en honor al destacado historiador, profesor y periodista cubano.

Claudia E. G. Posada
Redacción Opus Habana.

Sobre estas líneas, el Maestro Mayor Eusebio Leal Spengler, junto a quienes recibieron sus títulos en esta IV Graduación de la Licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico-Cultural del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana. A la izquierda, el Historiador de la Ciudad pronuncia su discurso. Fotos: Néstor Martí.
 



 
Colegio San Gerónimo de La Habana celebra su tercera graduación

«La universidad supone el conocimiento de su continente, el campus, y también de los que tiene dentro, de ahí la feliz idea de restituir en este lugar un colegio universitario, una parte de la Universidad de La Habana; y logramos reivindicar en el mismo espacio y sobre las mismas piedras escavadas en esta sala lo que fue el edificio fundacional de la universidad aquel enero de 1728», expresó Eusebio Leal Spengler, Maestro Mayor del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, durante el acto de graduación.

 

Dedicada al eminente historiador, profesor y periodista cubano José Luciano Franco Ferrán, la tercera graduación de la licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico Cultural se celebró el jueves, 16 de julio, en el Aula Magna del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana.
Con el tradicional toque de campanas y la interpretación del Himno Nacional, por la Camerata Vocal Sine Nómine, dio inicio la ceremonia, presidida por el Dr. Gustavo Cobreiro, rector de la Universidad de La Habana; el Dr. Eusebio Leal Spengler, Maestro Mayor del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana y el Dr. Félix Julio Alfonso López, Coordinador Asistente de ese centro de altos estudios. Se encontraban presentes, además, otras personalidades de la cultura cubana, directivos y trabajadores de la Oficina del Historiador y la Universidad de La Habana, así como estudiantes y profesores del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana.
En las palabras centrales del acto, el Dr. Leal se refirió a la significación que para la historia de los pueblos tiene la universidad: «Siempre la más alta casa de estudios es para nosotros algo muy importante, acceder a ella es un deseo legítimo en una sociedad como la cubana (…) La universidad supone el conocimiento de su continente, el campus, y también de los que tiene dentro, de ahí la feliz idea de restituir en este lugar un colegio universitario, una parte de la Universidad de La Habana; y logramos reivindicar en el mismo espacio y sobre las mismas piedras escavadas en esta sala lo que fue el edificio fundacional de la universidad aquel enero de 1728».
»De entonces acá la universidad recorre el camino de la forja de la nación, con sus búsquedas, sus zonas de silencio, sus áreas oscuras, sus momentos difíciles, pero surgen como una luz inaccesible y permanente representada en la figura hermosa del Alma Mater en lo alto de la magnífica escalinata… Formarnos en estos principios es la labor principal de todos nosotros, los que salimos un día de ella y ejercitamos ahora el deber de introducir a los que comienzan en esta carrera en la cual tratamos de conformar o convertir en ciencia la experiencia, la historia de la obra en nuestra propia historia, tratando de que el valor de los símbolos tenga sentido.”
Los doce graduados, todos ellos trabajadores de la Oficina del Historiador de la Ciudad o de instituciones del Ministerio de Cultura, culminan así una etapa de seis años en los que han combinado sus responsabilidades profesionales con el exigente programa de estudios universitarios, con el afán de obtener el conocimiento y las herramientas precisas para el rescate y puesta en valor del patrimonio nacional.
En esta graduación fue reconocida como graduada integral a la estudiante Liset Rojas Altamirano, quien culminó la carrera con un índice académico de 5 puntos y presentó como tesis una investigación bajo el título Sistematización del proyecto de iluminación en espacios museales de preexistencias arquitectónicas de valor patrimonial. Además, resultó mejor graduada en docencia la estudiante Indira Álvarez Nieves, quien presentó la tesis Significado de las aldabas para el patrimonio cultural de La Habana Intramuros.
También recibieron sus diplomas los graduados de la V Edición del Diplomado en Patrimonio Musical Hispano y de la I Edición del Diplomado en Patrimonio Musical Organístico, cursos de posgrado del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, vinculados al Vicedecanato de Investigación, Posgrado y Colaboración Internacional y al Gabinete de Patrimonio Musical Esteban Salas de la Oficina del Historiador de la Ciudad.

 

Tomado de Habana Patrimonial

Primera imagen: Profesores y estudiantes de la tercera edición de la Licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico Cultural. Segunda imagen, de izquierda a derecha: Presidieron la ceremonia Gustavo Cobreiro, Rector de la Universidad de La Habana; Eusebio Leal Spengler, Maestro Mayor del Colegio Universitario, y Félix Julio Alfonso López, Coordinador Asistente. Sobre estas líneas, imagen izquierda: Leal Spengler, quien pronunció las palabras centrales de la ceremonia de graduación. Imagen derecha: la estudiante Liset Rojas Altamirano, graduada más integral de esta promoción. (Fotos: Jorge García y Nadia Herrada Hidalgo).
 
Graduación del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana

Palabras del Dr. C. Félix Julio Alfonso López, Coordinador Asistente del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, en la segunda graduación de la licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico Cultural

En una efusiva carta enviada por Emilio Roig de Leuchsenring, el 28 de marzo de 1950,  a quien llama su «distinguido compañero», el Dr. Fernando Portuondo del Prado, el Historiador de la Ciudad le envía dos trabajos sobre la masonería cubana y sus vínculos con la independencia patria, de la autoría de Roger Fernández Callejas y Francisco Miranda Varona, para que el Dr. Portuondo los evaluara como jurado del premio que la Gran Logia de Cuba otorgaría a los mejores estudios sobre la historia de la masonería cubana, acuerdo adoptado por el VIII Congreso Nacional de Historia celebrado en Trinidad, Las Villas, en el mes de diciembre de 1949.
Fernando Portuondo fue un activo animador de estos congresos, a los que llevó ponencias de recia cubanía y del mismo modo estuvo al lado de Emilito en la comisión creada por el Ministerio de Educación en septiembre de 1959, para estudiar la transformación de los estudios formativos de la conciencia nacional, tarea en la que participaron los destacados historiadores Elías Entralgo y Enrique Gay Calbó y el geógrafo y capitán del Ejército Rebelde Antonio Núñez Jiménez.
La esposa de Portuondo, la historiadora Hortensia Pichardo Viñals, también fue una activa colaboradora de Emilito en sus afanes por recuperar y enaltecer la memoria histórica de la nación, y entre los múltiples ejemplos que podrían citarse, escojo el precioso trabajo que, bajo el título de «Homenaje a la bandera nacional», presentó al IX Congreso Nacional de Historia celebrado en Cárdenas en octubre de 1950.  
Años más tarde, después del triunfo de la Revolución, Roig le escribió una extensa carta a Nicolás Guillén donde le comentaba algunas de las publicaciones que la Oficina tenía previstas sacar a la luz, y entre ellas menciona el libro José Martí. Lectura para niños de la Dra. Hortensia Pichardo, a la que cataloga de «magnifica antología para alumnos de la enseñanza secundaria». En esta propia misiva vemos a Emilito haciendo planes para publicar nuevos volúmenes por el Bicentenario de la Toma de La Habana por los ingleses,  atareado en exponer el Libro de Cabildos donde aparecía la firma del Conde de Albermarle y  ansioso por mostrar al público la espada donada por los descendientes de Pepe Antonio, héroe de la defensa habanera, al Museo de la Ciudad.
He querido comenzar mis palabras haciendo esta breve enumeración de algunos hechos que unieron a Emilio Roig con el matrimonio de Fernando Portuondo, eminente pedagogo, y Hortensia Pichardo, acuciosa maestra e investigadora, porque es a esta última a quien está dedicada la segunda graduación de Licenciados en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico Cultural del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana. La Dra. Pichardo tuvo una larga vida, nació en La Habana el 22 de enero de 1904 y falleció el 21 de junio de 2001, a los 97 años de edad.  
Su gran vocación por la enseñanza la llevó a iniciar estudios en la  Escuela Normal para Maestros de La Habana, donde se graduó en 1921 y poco después, en 1924, concluyó el doctorado en Pedagogía en la Universidad de La Habana. Luego realizó un segundo doctorado en ese centro de altos estudios, esta vez en Filosofía y Letras, que concluyó  con su especialización en las asignaturas de Geografía e Historia. Durante largos años, con  dinamismo y perseverancia, la Dra. Pichardo llevó adelante trabajos investigativos sobre temas cubanos en archivos y bibliotecas de los Estados Unidos y en varias ciudades de nuestro país, que tributaron a conformar una extensa y valiosa bibliografía.
Quizás el más valioso de los trabajos historiográficos que legó la doctora Pichardo al conocimiento de nuestro pasado, fueron los  copiosos volúmenes de Documentos para la Historia de Cuba, cuatro tomos en seis libros publicados entre 1969 y 1980 por la Editorial de Ciencias Sociales en su Colección Nuestra Historia, y que abarcan 375 documentos y textos con importantes referencias a la historia nacional, que van desde las Capitulaciones de Santa Fe hasta la Constitución de 1940.
Esta obra está basada en la concepción pedagógica y metodológica de la autora de proporcionar a sus alumnos –desde la época en que junto a su esposo ocupó la Cátedra de Historia y Geografía en el Instituto de Segunda Enseñanza de la Víbora, donde también dirigió el museo de esa especialidad– el acceso y el manejo  de importantes fuentes primarias para su interpretación, lo cual les permitía  ampliar y consolidar sus conocimientos. Dicha grande la de poder contar hoy con ese gigantesco legado del patrimonio documental cubano. Tras el triunfo de la Revolución, la Dra. Pichardo se desempeñó  por méritos propios como profesora titular en las cátedras de Técnica de la Investigación Histórica e Historiografía de Cuba, en la recién creada Escuela de Historia de la Universidad de La Habana.
Otro de  los proyectos historiográficos trascendentes de Hortensia y Fernando surgió de su profundo amor por la figura del Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes, que quedó plasmada en tres minuciosos tomos contentivos de los escritos políticos, el diario y la correspondencia anterior a 1868, además de la labor literaria del prócer, con importantes análisis y pormenorizados detalles de su biografía. Ellos fueron los primeros que colocaron un busto de Céspedes en La Habana, a la entrada del Instituto de la Víbora, donde todavía hoy se conserva. Luego Emilio Roig, en similar empeño y no sin arduas batallas, lograría desplazar del centro de la Plaza de Armas la imagen ominosa de Fernando VII y colocar en su lugar la gallarda estatua del  Héroe de Demajagua.
Cuando se confirió por primera vez en Cuba la Orden Carlos Juan Finlay, a un grupo de 22 destacados científicos  cubanos, solo tres mujeres recibieron el importante galardón y una de ellas fue la doctora Hortensia Pichardo Viñals. De esa manera se reconocía su destacada labor investigativa y docente, que supo desarrollar con pasión y entrega sin límites a lo largo de varias décadas. La Dra. Pichardo también  mereció el grado de Doctora en Ciencias Históricas, la Orden Ana Betancourt, el Premio Nacional de Ciencias Sociales y tenía entre sus  reconocimientos más preciados el título de Profesora de Mérito de la Universidad de La Habana.
El Dr. Eusebio Leal me ha contado como solía visitarla en la intimidad de su hogar, donde sostenían  animadas charlas sobre la figura de Céspedes y otros próceres de la independencia, y como ya en la vejez, casi sin poder ver, la Dra. Pichardo reconocía la presencia de Leal cuando traspasaba sigiloso la puerta de su estudio.
Eusebio no ha podido acompañarnos hoy físicamente, pero su palabra y su espíritu se posan sin cesar en cada espacio de  esta Aula Magna, donde tantas veces lo hemos escuchado con reverente admiración. El me ha pedido que les haga llegar a los graduandos su más sincero abrazo y la más cálida felicitación por el esfuerzo desplegado durante estos seis años, lo que cumplo en este momento. Saludo también a los profesores del claustro propio y a los docentes invitados que nos han acompañado con fervor durante este año, con la convicción de que debemos seguir fortaleciendo la calidad del profesorado, perfeccionando el Plan de Estudios y sumando voluntades diversas que nos permitan alcanzar una carrera de excelencia.
Démosle a él, al Maestro Mayor Eusebio Leal Spengler, en prueba de lealtad a la magna obra que desempeña desde hace más de cuarenta años, por su condición de continuador y guía de la Oficina del Historiador, las gracias por este Colegio y por el noble proyecto que él representa, y al que ustedes, los que se gradúan en la mañana de hoy, tienen el deber de enaltecer y preservar, desde cualquier lugar donde se encuentren en su labor cotidiana, como testimonio vivo de la defensa de los mejores valores de la Nación y la Cultura de Cuba.

Imagen superior: sentados, de izquierda a derecha, el Dr. C. Félix Julio Alfonso López, Coordinador Asistente del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana; la Dra. Miriam Alpízar, viceministra de Educación Superior, y el Dr. Miguel Gerardo Valdés Pérez, vicedecano docente del Colegio, quienes presidieron el acto de la segunda graduación de la licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico Cultural.
Debajo: El Dr. C. Alfonso López, quien pronunció las palabras centrales.
Imagen izquierda: Laura García Méndez, título de oro y alumna más integral en Docencia, quien habló en nombre de todos los graduados.

 

Palabras de Laura García Méndez, título de oro y graduada integral  en Docencia.

Aprender sin pensar es esfuerzo perdido,
pensar sin aprender es peligroso.
Confucio

Doy los buenos días a las autoridades que nos acompañan en este acto, personal docente y administrativo del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, compañeros alumnos, familiares, amigos y conocidos, sean todos bienvenidos.
La ceremonia que hoy nos reúne, clausura más de un lustro de esfuerzos de una generación de alumnos muy heterogénea y poco tradicional que llegó a la universidad a edades en que ya muchos tienen maestrías y doctorados.
Convocados a dar continuidad a un proyecto necesario y soñado, nos asimos a él para cumplir nuestro anhelo de elevarnos por la escalinata universitaria en busca del conocimiento y el crédito de nuestra sociedad.
No siendo pocas las dificultades sorteadas en el trayecto, los que llegamos hasta aquí, lo logramos por impulso propio y ello redobla las satisfacciones a la hora de recoger los frutos sembrados y compartirlos. Porque los méritos han de repartirse entre todas las personas que hoy sienten orgullo por vernos aquí y que mucho han tenido que ver con nuestros resultados.
A nuestros profesores, dignos y verdaderos, el recuerdo infinito de quienes les agradecen mantenerse firmes en una profesión tan noble e imperiosa. De ustedes, formadores y transformadores de nuestro pensamiento, nos llevamos lo mejor para multiplicarlo en el futuro y en nuestros hijos, y así el esfuerzo no habrá sido en vano.
No claudiquen nunca en su empeño Y recuerden a Marcel Proust, porque «el corazón siempre tiene la edad de aquello que ama».
A nuestros familiares, eterna gratitud y reconocimiento por haber tenido plena conciencia de la importancia de seguir un camino como este. Ellos han constituido la base sobre la que se establece nuestro éxito, porque detrás de un gran alumno o profesional siempre hay una gran familia.
Sepan todos que hoy pensamos en la verdad del mundo, sabiendo y queriendo de una forma diferente y ello se lo debemos a la academia. Lo aprendido ya es nuestro y en gran medida, trazará las pautas del camino futuro, pero recordemos a Virgilio, porque «al mundo le importa poco lo que un hombre o una mujer sepa…, …lo que un hombre o mujer es capaz es hacer, es lo que cuenta».
Fuimos testigos del renacer de La Habana Vieja y hemos visto cómo se puede reanimar un territorio y su población a partir de su patrimonio histórico y cultural. Ahora nos toca a nosotros, los gestores que cada año va sumando esta joven escuela, preservar y dar continuidad a la obra fundada por Roig y potenciada por Leal.
A nuestro Maestro Mayor: la gratitud, por una labor que ha configurado para bien nuestras vidas  y las de muchas generaciones en el Centro Histórico. Y por seguir sembrando el futuro con empeños como este Colegio que nos formó y del que hoy egresamos, con compromisos y esperanzas.
¡Entonces, si desde este día podemos emprender la obra y subir la cuesta!
Si podemos llevar  la cabeza sobre nuestros hombros bien puesta.
Si podemos soñar, sin que nuestros sueños nos dominen,
Y pensar, sin que nuestros pensamientos sean nuestra meta,
Si podemos esperar sin que nos canse la espera,
Si podemos perder y volver a comenzar desde el principio,
Y si podemos poner al servicio de nuestros fines, corazón, entusiasmo y fortaleza y llenar el implacable minuto, con sesenta segundos de esfuerzo denodado:
Nuestra es la tierra y todo cuanto en ella hay,  y más aún:
Seremos Hombres y Mujeres, compañeros míos!

Imagen superior: Graduados y profesores de  la licenciatura en Preservación y Gestión del Patrimonio Histórico Cultural, que incluye los perfiles de Gestión Sociocultural, Arqueología, Gestión Urbana y Museología. Imagen izquierda: El coro Ensemble Vocal Luna, quienes entonaron el Himno Universitario, y como parte de la velada cultural interpretaron temas como Drume Negrita, de Eliseo Grenet, y Sin palabras, de Wilma Alba, directora de la agrupación coral. 
 
Primera graduación del Colegio Universitario San Gerónimo

El Dr. Leal llamó a los graduados a «trabajar y trabajar, no fatigarnos nunca de ese menester. Combatir y luchar porque predomine en la sociedad cubana, a la que aspiramos, el criterio martiano de hallar y alcanzar la más alta cantidad de justicia posible, haciendo sostenible en el tiempo, y sustentable, el sistema social que el pueblo cubano escogió; luchando por una utopía que a lo largo de más de medio siglo defendieron otros con la sangre, con la idea o sentados sobre el pupitre; tratando de transmitir a los demás ese sentido de pertenencia, ese sentido de cambio epocal al cual la humanidad tiene derecho».


De izquierda a derecha Abel Prieto Jiménez, Asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros; Homero Acosta Álvarez, Secretario del Consejo de Estado; Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros; Dr. Gustavo Cobreiro Suárez, Rector de la Universidad de La Habana; Eusebio Leal Spengler, Historiador de la Ciudad y Maestro Mayor del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, y el Dr. Rafael Bernal Alemany, Ministro de Cultura.

El miércoles 17 de julio se realizó la primera graduación de la Licenciatura en Preservación y Gestión del patrimonio histórico cultural del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, en la Basílica Menor del convento de San Francisco de Asís.
Un suceso calificado por el Dr. Eusebio Leal Spengler, como trascendental. El Historiador y Maestro Mayor del Colegio Universitario San Gerónimo evocó cómo trabajaron para conformar esta carrera «y cuando todo estuvo preparado le presentamos a Fidel el resultado y el epílogo del encuentro fueron unas palabras que haremos lápida: “Que se enseñe en el Colegio Universitario lo que no se aprende en ninguna parte”».
El Dr. Leal se refirió a la ardua tarea que han tenido que enfrentar durante seis años los recién graduados, quienes mostraron esa voluntad férrea «que conduce al camino de un entendimiento superior de la cultura y de las ideas. Se trata de dedicar una parte del tiempo libre al más alto y más grande objetivo del ser humano, que es superarse y alcanzar la sabiduría».
La graduación de los 31 estudiantes coincide con el año en que se conmemora el 285 aniversario de la Universidad de La Habana, y los 75 años de la creación de la Oficina del Historiador de La Habana, al frente de la cual descolló el intelectual cubano Emilio Roig de Leuchsering. Es por eso que esta primigenia graduación asume el nombre de esta significativa figura de la cultura cubana.
Dora Cancio Benítez, estudiante más destacada del Colegio Universitario San Gerónimo y Graduada Integral de la Universidad de La Habana en el Curso por Encuentros, aseguró: «Si una carrera está llamada a integrar la relación hombre, sociedad y cultura esa es la nuestra; una carrera diseñada para aplicar estrategias coherentes encaminadas en la preservación del patrimonio a partir de los conocimientos científicos y técnicos que hemos adquirido».
El Dr. Leal llamó a los graduados a «trabajar y trabajar, no fatigarnos nunca de ese menester. Combatir y luchar porque predomine en la sociedad cubana, a la que aspiramos, el criterio martiano de hallar y alcanzar la más alta cantidad de justicia posible, haciendo sostenible en el tiempo, y sustentable, el sistema social que el pueblo cubano escogió; luchando por una utopía que a lo largo de más de medio siglo defendieron otros con la sangre, con la idea o sentados sobre el pupitre; tratando de transmitir a los demás ese sentido de pertenencia, ese sentido de cambio epocal al cual la humanidad tiene derecho».

Graduados / Fotos Alexis Rodríguez

Los nuevos licenciados, todos trabajadores de la Oficina del Historiador, continuarán siendo «eternos discípulos del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, dispuestos a perpetuar la obra emprendida e indetenibles en la gestión y preservación del patrimonio histórico y cultural de nuestra nación», afirmó Cancio, quien resultó Título de Oro junto con Michael Sánchez Torres, estudiante más destacado en Investigación, y Lissette Iglesias Camejo, mejor en Docencia.
La primera graduación de estudiantes del Colegio Universitario San Gerónimo de La Habana, facultad más joven de la histórica universidad, representa el completamiento de un ciclo fundacional de una nueva carrera y también de su modelo de gestión académica y administrativa, responsabilidad compartida con la Universidad de La Habana y la Oficina del Historiador de la Ciudad.
El acto estuvo presidido por Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros; Homero Acosta Álvarez, Secretario del Consejo de Estado; Abel Prieto Jiménez, Asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros; Dr. Rafael Bernal Alemany, Ministro de Cultura, y el Dr. Gustavo Cobreiro Suárez, Rector de la Universidad de La Habana . Además, asistieron otras personalidades de la cultura cubana, dirigentes del Partido Comunista de Cuba, directivos de instituciones del Ministerio de Cultura, Padres Dominicos, directivos y trabajadores de la Oficina del Historiador y de la Universidad de La Habana, estudiantes y profesores del Colegio San Gerónimo.


(Tomado de Habana Radio)

 

Este semanario digital de Opus Habana se complementa con la página web www.opushabana.cu y sus artículos salen publicados en la versión impresa de dicha revista.
Si recibió este semanario a través de otra persona (forward) y quiere suscribirse personalmente,
envíenos un e-mail a la dirección boletin-alta@opus.ohc.cu
Si quiere dejar de recibir este servicio informativo, envíenos un e-mail a la dirección boletin-baja@opus.ohc.cu
En ambos casos el contenido del asunto, así como del cuerpo del mensaje, es irrelevante; puede dejarlos en blanco.

Reciba un saludo del colectivo de la revista Opus Habana (Oficina del Historiador de la Ciudad)
que, dirigida por Eusebio Leal Spengler (Historiador de la Ciudad), integran:

Argel Calcines (Editor general); Celia Maria González (Editor Ejecutivo);
María Grant, Lidia Pedreira, Mileny Zamora Barrabi, Susell G. Casanueva (Redacción);
Lisandra Alamino y Lizzett Talavera (Diseño gráfico);
Omar Sanz (Fotografía)

Osmany Romaguera (Programación y Web).

Edificio Santo Domingo.Calle Obispo entre Mercaderes y San Ignacio,La Habana Vieja
Teléfonos: (53) 78669281 / 78639343 / 78660777
E-mail:
redaccion@opus.ohc.cu