«Nuestro sistema de enseñanza se puede reducir en dos palabras: aprender trabajando», asegura Eduardo Delgado González, director de la Escuela, durante esta entrevista.

Ahondar en el devenir histórico y cultural patrios ha sido su misión. Durante medio siglo, con fervor y discresión, ha exhaltado las esencias de lo nacional.

«La Habana es mi lugar en el mundo», confesó a Opus Habana el director del largometraje Martí, el ojo del canario.

Vitólfilo desde 1980, Orlando Arteaga Abreu ha dejado su impronta en el desarrollo de la vitolfilia cubana, siendo ganador de siete trofeos en concursos vitolfílicos efectuados en España, además de otros premios y reconocimientos en Cuba.