En la tarde de este viernes 5 de agosto de 2005 fue inaugurada en la galería del Palacio de Lombillo la exposición «Centinelas» del artista Carlos Guzmán. El Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal Spengler, dijo las palabras de presentación luego de haberse mostrado el documental «Las dudas y el tiempo». Dirigido por Rolando Almirante, este excelente material es un acercamiento a la vida y obra de Guzmán.
 Pese a sus modificaciones, el paisaje urbano posee atributos aferrados a una tradición. Es el caso de la vida y manifestaciones culturales chinas, parte de las cuales quedaron reflejadas recientemente en unas aguadas de la artista Denise Bárbara Domínguez Tejera, expuestas bajo el título de «Barrio Chino en La Habana» en la Casa de Asia.
 Durante todo el verano, en la sala transitoria del Museo de Arte Colonial (Oficina del Historiador) podrán apreciarse obras de una pintora autodidacta, en quien la falta de estudios artísticos no le imposibilitó la creación de un atractivo universo visual, provisto de sensualidades. La muestra «Jugando con el silencio» da fe de ello.
 Acompañado por el Cor Vivaldi-Petits Cantors, que dirige Òscar Boada, el Conjunto de Música Antigua Ars Longa (Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana) dedicó su concierto en la iglesia de Sant Genís a la ida y vuelta de la música y los músicos entre el Viejo y el Nuevo Mundos, entre Cataluña y Cuba.