La más reciente obra de Julio Larramendi titulada: Ciudades Patrimoniales Cubanas, fue inaugurada el 14 de noviembre en el habanero Palacio de Lombillo, y podrá ser vista hasta el dia 20 del presente mes. En sus palabras de apertura el Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal Spengler, elogió el trabajo de Larramendi y recibió de manos del propio artista un libro sobre la historia del café en Cuba, de Francisco Pérez de la Riva.

Ampliar en:
La naturaleza de Cuba vista desde sus ciudades patrimoniales
Las ciudades patrimoniales revisitadas por Larramendi

En el día de hoy, viernes 16 de noviembre, el Centro Hispanoamericano de Cultura acogió al joven pianista y compositor cubano Javier Iha. Música y literatura fueron de la mano en un concierto donde fueron interpretadas versiones musicalizadas de poemas de Samuel Feijóo y Nicolás Guillén. Las piezas, en las voces de estudiantes de la cátedra de canto del Instituto Superior de Arte, fueron alternadas con creaciones propias del compositor y la lectura de algunos versos de los autores seleccionados. Este concierto se suscribió a las actividades que se realizan en la ciudad dentro del marco del Festival de Música Contemporánea.

El pasado domingo 11 de noviembre, el Teatro Martí abrió sus puertas a la gala inaugural del festival Habana Clásica, el cual se extenderá hasta el venidero 25 de noviembre con la presencia de importantes artistas nacionales e internacionales.

El jueves 8 de noviembre fue entregado a la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana el certificado que acredita la inscripción, en el registro nacional del Programa «Memoria del Mundo», de la serie documental Actas del Ayuntamiento de La Habana (Período colonia 1550 – 1898). Conformada por 273 libros, de ellos 211 originales y 62 trasuntados, las Actas Capitulares son un valioso tesoro que protege el Archivo Histórico de la Oficina del Historiador desde hace 80 años, gracias a la mirada previsora del Dr. Emilio Roig de Leuchsenring, quien supo rescatarlas de condiciones adversas y ponerlas al alcance del más diverso público.

Actas del Ayuntamiento de La Habana: tesoro y razón de ser de la Oficina del Historiador