Al penetrar como espectadores en el peculiar universo creativo de esta joven artista, nos atrapan anhelos, conflictos, desgarros, utopías compartibles... a la espera de gratificaciones, podríamos sucumbir ante la capacidad de seducción que es condición inherente a su obra, por excelencia autorreferencial.

Como una contribución a las artes industriales, puede considerarse este peculiar sistema cerámico de construcción y preservación de vidrieras.

Antiguo Casino Español de La Habana, este lujoso edificio es hoy el Palacio de los Matrimonios.

Aunque nacida en Italia, siempre sintió a Cuba como suya. Por eso le dedicó su novela Con gran amor, la cual no tuvo tiempo de terminar en vida.