En esta ocasión, el articulista en voz de los personajes Don Suntuoso y el Dr. Altiga nos ofrece un acercamiento a las estadísticas falseadas sobre los secuestros y adulterios en la Isla durante la etapa republicana.

 En esta ocasión, el articulista nos comenta sobre: «una pobre víctima de los desdenes de San Antonio, que ha apurado en vano todos los recursos usados en tales casos, sin resultado satisfactorio alguno».

 En esta ocasión, el articulista refiere: «Hablaré en primer lugar del famosísimo Cham Bom-biá, el Médico Chino, cuyas curaciones fueron tan extraordinarias que de él ha quedado en nuestro folklore la frase ponderativa de la suprema gravedad de un enfermo: No le salva ni el Médico Chino».
 En esta ocasión, el articulista nos comenta: «llega la hora de salida.
Y en esto sí que es el primero. Y, orgulloso, altivo y satisfecho, como podría ir uno de esos conquistadores de otros siglos al entrar en las tierras conquistadas, así sale todas las tardes, de su oficina nuestro amigo el tenorio, acompañando siempre a las muchachas mecanógrafas y repartiendo entre ellas sonrisas, piropos y miradas».