Sobre los carnavales y la decadencia de esa tradición comenta Roig en este artículo de costumbres, en el que además rememora los famosos bailes que –según dice– son «una de las diversiones más típicas de nuestro antiguo y bullicioso carnaval».

 En este artículo el autor cuenta «un raro y extravagante sueño» suyo en el que la crítica a los políticos y gobernantes de turno es el tema principal.

 Con implícito tono satírico el articulista propone los diálogos que escucha mientras descansa junto al mar.

 En este artículo Roig describe al individuo que no repara en medios o procedimientos para alcanzar un privilegiado status social.